Logo El Confidencial
NOTICIAS

Jockey, el restaurante de la jet, seguirá sirviendo al Rey

El mítico restaurante de Clodoaldo Cortés seguirá siendo una realidad: Jockey no dice adiós. Desde este lunes, el local, que se encuentra en la madrileña calle

El mítico restaurante de Clodoaldo Cortés seguirá siendo una realidad: Jockey no dice adiós. Desde este lunes, el local, que se encuentra en la madrileña calle de Amador de los Ríos, se encuentra con sus puertas cerradas al público para ultimar los cambios que, a partir del próximo 9 de mayo, se convertirán en las nuevas señas de identidad del restaurante, por el que han pasado ilustres personajes, como el Rey, la Reina, Grace Kelly o Frank Sinatra, poderosos empresarios y la alta alcurnia de la jet set madrileña.

Aunque la esencia del establecimiento, elitista por definición y concebido en un principio como un club con look ecuestre británico, seguirá siendo el mismo pese a la renovación, Jockey sufrirá importantes transformaciones, con tal de recuperar el esplendor de los años 50, algunas de las cuales ya comenzaron a principios de año con la constitución del nuevo accionariado.

Luis Eduardo Cortés, presidente ejecutivo de Ifema e hijo del fundador del local, es la nueva cabeza visible del renovado Jockey, junto a un grupo de accionistas que han sido durante todos estos años clientes habituales, según apuntan desde el propio lugar, uno de los más linajudos de la capital. Las negociaciones con los empresarios Juan Abelló y Arturo Fernández, para lograr salvar la deuda que acumulaba, al final quedaron en agua de borrajas.

Algunas de las modificaciones también afectarán a la carta, cuyo precio medio oscila entre los 100 y 120 euros, y, en especial a la decoración que correrá a cargo del diseñador de interiores Ignacio García de Vinuesa, el artífice del restaurante Hotel Metro Golden Mayer, el mayor hotel del planeta, o de la casa de María Teresa Campos. Con un sello rompedor y vanguardista, el también arquitecto cambiará por completo toda la decoración: sillas, tapices, mesas, iluminación y estética en general lucirán como nunca antes lo habían hecho.

A su vez, la nueva dirección del restaurante ha limado asperezas con el personal que, tal y como cuentan desde el mismo establecimiento hostelero, también formarán parte de este nuevo proyecto. “Se han pagado todas las nóminas atrasadas y todo ese tema ya está solucionado. Para los que decían que Jockey se apagaba, aquí está la demostración de que al final se equivocaban”. El Rey todavía no les ha llamado para felicitarles por su nueva andadura profesional. Posiblemente lo haga sin avisar y reservando mesa. Como todos los ciudadanos de a pie que se puedan permitir disfrutar de un menú y una cuenta a cuerpo de rey. Siempre bajo la premisa de la discreción, sempiterna discreción.

Noticias relacionadas

- Marta Robles, una sibarita que no se pierde por las calles de Madrid

- Jockey, adiós al restaurante de la jet set de Madrid

- Los encuentros gastronómicos de Gallardón y Fernández Tapias

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios