Rafa Nadal, de cena con Edurne, pero sin Xisca
  1. Noticias
NOTICIAS

Rafa Nadal, de cena con Edurne, pero sin Xisca

No se alzó vencedor en el Madrid Open Tenis, pero se llevó cuatro buenos amigos en su paso por la capital. Rafa Nadal salió a cenar

No se alzó vencedor en el Madrid Open Tenis, pero se llevó cuatro buenos amigos en su paso por la capital. Rafa Nadal salió a cenar el pasado miércoles al asador vasco El Chistu, junto al portero del Atlético de Madrid, David De Gea, y Sergio Canales, jugador del Real Madrid,  que estuvieron acompañados por sus respectivas parejas, la cantante Edurne y Cristina, una joven cántabra que ha vivido en primera persona el ascenso fulgurante a la primera plana futbolística de su novio.

Pero ni rastro de Xisca Perelló, la mallorquina que le ha robado el corazón al número uno de la ATP. Ya es la segunda ocasión en lo que va de año en la que el tenista sale de fiesta sin su chica.

Según ha podido saber Vanitatis, comieron chuletón de buey troceado de primero, ensalada, jamón y queso de entrantes y un postre variado como colofón final. No bebieron vino y se decantaron por el agua y los refrescos.

Hablaron de todo y las chicas se mostraron encantadas de compartir mesa y mantel con el laureado deportista de Manacor. Canales y su novia se deshicieron en miradas cómplices, mientras que De Gea y Edurne, mucho más pasionales, pasaron a las manos: caricia por aquí, beso por allá, abrazos… y Nadal, con su Xisca -a quien por cierto no le gusta que la llamen así, sino que prefiere su María Francisca de pila-, en la cabeza.

Tras la improvisada reunión de amigos, que se produjo después de que el mismo miércoles Nadal no pudiera disputar su partido contra Del Potro, que decidió retirarse de la competición, el tenista se marchó en taxi hasta el hotel, donde estaba concentrado, ya que todavía le quedaba una larga semana de enfrentamientos deportivos por delante.

De Gea, Edurne, Canales y su novia Cristina hicieron lo propio y se desplazaron hasta una urbanización en la periferia de la capital donde habían aparcado sus flamantes coches: unos Audis de última generación. Más tarde cada uno se fue por su lado. Edurne y De Gea tardaron más en arrancar, porque los arrumacos no podían esperar. Las imágenes de su romántica jornada seguro que no tienen desperdicio.

Noticias relacionadas

- Nadie se cree lo de Rafa Nadal

- La novia de Nadal no quiere llamarse Xisca

- Rafa Nadal se desmelena fuera de las pistas de tenis

Rafa Nadal David De Gea Sergio Canales Edurne Cena de empresa