La novia de Felipe González, arropada por sus amigos
  1. Noticias
NOTICIAS

La novia de Felipe González, arropada por sus amigos

Son duros momentos para Mar y Begoña García Vaquero. Las hermanas están destrozadas por la muerte de su padre, a quien dieron sepultura el martes por

Son duros momentos para Mar y Begoña García Vaquero. Las hermanas están destrozadas por la muerte de su padre, a quien dieron sepultura el martes por la tarde entre lágrimas y mucho dolor. Pero no están solas, porque su prolífica actividad social les ha recompensado en este duro golpe de la vida. Sus amigos, los de siempre y los de nueva hornada, las están arropando en todo momento. Desde Jaime Marichalar hasta la ministra Cristina Garmendia: fueron muchos los que acompañaron a la novia de Felipe González y la esposa del empresario Pedro Trapote en este complicado trance.

El peletero Miguel Marinero es otro de los que las ha apoyado desde siempre, en lo bueno y en lo malo, y, en esta ocasión, como no podía ser de otro modo, estuvo a su lado desde el primer minuto en el que conoció la triste noticia. Ellas son siempre unas habituales en las jornadas de puertas abiertas que el diseñador organiza en su atelier de la calle Zurbano para presentar ante prensa e invitados su nueva colección, y, por eso, la gratitud entre ambas partes es mutua. Esta vez ni Mar ni Begoña pudieron estar presentes, por motivos obvios.

Pero la fidelidad de ambas por Marinero sigue siendo tan intensa como la de María José Cantudo, María Garcilla de la Rasilla, mujer de Konstantin de Bulgaria, y Lola Herrera, que sí que hicieron acto de presencia. El modisto puede presumir de vestir a otras grandes damas como Lita Trujillo o Genoveva Casanova, que llevó a los Nobel varios total looks que causaron una auténtica sensación en los salones palaciegos de Suecia hace unos meses.

A pesar de la sonada ausencia de la novia del ex presidente, la música no dejó de sonar en el estudio del prestigioso y respetado peletero, que renovó por completo con motivo de la llegada de la nueva temporada, en la que destacan los kimonos de astracán, los tradicionales abrigos de zorro en un verde esmeralda muy favorecedor o los boleros de chinchillas. Su mujer Inés, una magnífica maquilladora de dilatada experiencia en el sector de la caracterización y mejor anfitriona, y su ‘jefa de tienda’ Pilar recibían a la gente, mientras que sus hijos también trabajaban por la empresa familiar, que lleva en pie desde 1975.

Inés, una joven estudiante de Empresariales, organizaba el catering, mientras que Nicolás, que también es diseñador, se ha convertido en el mejor valedor del talento de su padre. Trabaja con él desde que terminó su formación en las mejores escuelas de Milán y Londres y ahora puede presumir de formar parte del éxito que consigue, desfile tras desfile, las colecciones de Marinero, que siempre huye de los convencionalismos y ejerce su trabajo con mucha valentía. Nadie dijo que dedicarse al oficio de las pieles fuera fácil.

Mientras, María José Cantudo, que se ha comprado hace poco un palacete en la calle Mayor de Madrid que ahora está rehabilitando, hablaba de todo: de sus negocios inmobiliarios y hasta de su parecido razonable con la jequesa de Qatar. “Un día estaba viendo yo la tele y vi a una mujer de blanco con los Reyes. Dije: “Uy, ¿qué hago yo ahí?”. La verdad es que me parezco bastante por el porte. Bueno ella a mí”, decía entre risas la actriz, que anda un poco decepcionada con el mundo del espectáculo.

Massiel, otra de las fieles amigas de Marinero, no estuvo en el momento de mayor afluencia de la convocatoria. Muchos se quedaron con las ganas de ponerle rostro a su nueva mascota, que como los Rainieros monegascos ya debe tener, al menos, tres números romanos como apellido. La diversión con Marinero siempre está asegurada. Aunque la procesión vaya por dentro.

Noticias relacionadas

La boda íntima de Felipe González y Mar García Vaquero

El guiño de Felipe González a su novia en el transcurso de un 'mitin'

La hija de Felipe González: "Es más fácil apellidarse González que Aznar"

Felipe González: "Los rumores de boda son bobadas"

Miguel Marinero