Logo El Confidencial
NOTICIAS

Adriana Karembeu: "Todavía no se ha cerrado la herida de mi divorcio"

Son poco más de las 11 y media de la mañana de un caluroso miércoles de junio. Bajo un sol de justicia en Madrid, los 186

Son poco más de las 11 y media de la mañana de un caluroso miércoles de junio. Bajo un sol de justicia en Madrid, los 186 centímetros de Adriana Karembeu reciben a Vanitatis en la terraza de la suite presidencial del Hotel Hesperia y lo hacen con un look muy ibicenco. Han pasado casi cuatro meses desde que la modelo confirmara la ruptura de su matrimonio con el futbolista Christian Karembeu, con el que llevaba casada 13 años -15 de relación- y Adriana aún no ha logrado pasar página. "Tengo una herida que no se ha cerrado todavía. Es un proceso que tengo que pasar y estoy deseando volver a ser feliz de nuevo", confiesa con un semblante serio.

Entonces uno se pregunta si acaso ahora no lo es. "No soy infeliz, pero aún me queda un largo trecho. Creo que estoy en la dirección correcta para llegar a encontrarme muy bien y alcanzar esa felicidad que todos vamos buscando".

La modelo eslovaca, que hace apenas una semana cumplió 40 años, adopta un tono ligeramente melancólico al recordar esa etapa de su vida, pero en seguida se repone y continúa hablando de su relación con el futbolista, con el que formó una de las parejas más mediáticas del momento. Como ahora sucede con el tándem Carbonero-Casillas o Shakira-Piqué. "Es cierto que hace algún tiempo parecía que todas las parejas de los jugadores eran modelos, pero nunca me he fijado en eso. Hay que tener en cuenta que se mueven en los mismos ambientes. Pero no creo que sea importante de dónde vienes o qué haces, mientras la gente se quiera y funcione... eso es independiente del trabajo que uno tenga. A mí, por lo menos, eso me daba igual". 

La que fuera maniquí de Victoria's Secret y chica Wonderbra no deja de viajar por medio mundo -acaba de estar en la India, Turquía y Bulgaria- debido a su recientemente adquirida faceta de manager de una cadena de spas con sede en Francia y a su labor al frente, desde hace ya seis años, de su propia línea de cosméticos, ADK.

Su casa son "los hoteles", aunque tiene su residencia fijada en Montecarlo. Por eso, no es de extrañar que lo que más le apetezca, de cara a las vacaciones de verano, sea "volver a casa. No quiero playa, porque es ver una isla y me vienen a la mente los cosméticos, el trabajo... Quiero estar con mi familia, aunque estén en un lugar nublado o con un tiempo malísimo".

Adriana Karembeu no descarta venir de vacaciones a España, un país en el que vivió los tres primeros años de su matrimonio con el ex jugador del Real Madrid. En esta ocasión la visita se debe a sus compromisos profesionales, ya que es la imagen de la nueva Silk-épil 7 doble acción de Braun. "Es cierto que antes venía muchísimo a Mallorca, Menorca, Formentera e Ibiza, que me encantan. Aunque yo ahora vendría a sitios más tranquilos, de tapas con los amigos, por ejemplo. España es un lugar precioso, y lo que más me gusta de él es la diversidad en cuanto al clima y a la comida. Es un lugar tranquilo y yo aprecio la sencillez de la vida. Por eso me gusta España".

Enlaces relacionados

Adriana Karembeu regresa a España tras su divorcio

Adriana Karembeu rompe su matrimonio con el ex jugador del Real Madrid

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios