Logo El Confidencial
NOTICIAS

Adriana Domínguez y su recién estrenado marido pospone su luna de miel

Con motivo de la celebración el pasado jueves de los Premios Dedales de Oro, la hija mayor de Adolfo Domínguez, Adriana, hizo su primera aparición pública

Con motivo de la celebración el pasado jueves de los Premios Dedales de Oro, la hija mayor de Adolfo Domínguez, Adriana, hizo su primera aparición pública tras vestirse de blanco hace un par de semanas. Ataviada con un jumpsuit en seda color champán, unos tacones de vértigo y unos sensuales labios rojos, la joven se mostró radiante a su llegada al Teatro Kapital.

Orgullosa, Adriana subió al escenario al poco de arrancar la gala para recoger el premio al mejor diseñador del año en nombre de su padre. Durante su discurso de agradecimiento, la joven aprovechó para alabar la labor tanto de su progenitor como la del resto de la familia que, con su trabajo y esfuerzo, han conseguido crear uno de los mayores imperios de España.

Retrasan la luna de miel

Pese a que Adriana Domínguez, adjunta a la dirección de la empresa textil, y José María López-Agulló Willis-Fleming, consejero delegado de Panbuck Europe, contrajeron matrimonio hace poco, parece que por el momento la luna de miel tendrá que esperar. Sus apretadas agendas y sus compromisos laborales les van a mantener ocupados hasta agosto, mes en el que podrán por fin escaparse.

En un primer momento, los recién casados pensaron en las Maldivas como el mejor destino para descansar tras el enlace; pero con el paso de los días van apareciendo nuevos y exóticos planes. “Tenemos ideas que se van expandiendo día a día y cambian. Nos apetece, por un lado, algo escapista o un road trip. Ir conduciendo y lo que dé el destino.”

Además de explicar sus planes de luna de miel, Adriana quiso dejar claro que, tanto ella como su esposo, quieren disfrutar de todos y cada uno de los momentos que van a compartir a partir de ahora, por lo que prefieren no pensar en niños: “De momento somos dos ya así me parece una familia grandísima”, confiesa Adriana. 

Su nueva vida como casada

A sus 35 años, la hija mayor del modisto español se muestra feliz e ilusionada con esta nueva etapa de su vida. De hecho es divertido ver cómo su cara de mujer adulta desaparece para dejar paso al rostro de una niña dulce que se sonríe cada vez que pronuncia la palabra “marido”.

A pesar de que, tanto Adriana como José María, tienen que viajar mucho por los puestos de trabajo en los que se encuentran, la pareja ha querido elegir Madrid como lugar de residencia.“Estamos en Madrid, pero viajando mucho. Yo le acompañaré  y espero que él también”, explica la joven. De este modo, Adriana podrá controlar, entre otras cosas, el Flagshstore de Serrano 5, un proyecto del que se considera artífice y que mima con sumo cariño.

Adriana, toda una mujer emprendedora

Adriana nació en Orense hace 35 años. Desde su más tierna infancia, la joven ha estado en contacto con el mundo de la moda y del arte gracias a la influencia de sus padres, el modisto Adolfo Domínguez y su madre Elena González Álvarez. Tras estudiar en internados de Suiza, Alemania e Inglaterra, Adriana volvió a Madrid para estudiar Empresariales, carrera que terminó en París. Poco después decidió cruzar el charco y dedicarse al mundo de la interpretación.

Sin embargo, parece que con el paso del tiempo y según ha ido madurando, Adriana ha reorientado su carrera, entrando a formar parte de la empresa familiar. De hecho, la joven, que guarda gran parecido físico con su padre, ya ha diseñado dos colecciones: una canina y otra dirigida a mujeres con tallas especiales.
 

Noticias relaciondas

Adolfo Domínguez casa a su hija

La hija de Adolfo Domínguez, de luna de miel a las Malvinas

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios