Logo El Confidencial
NOTICIAS

El retiro voluntario de Esther Koplowitz

Ha sido una de las patrocinadoras de la visita del Papa a España con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. Tanto ella como FCC,

Ha sido una de las patrocinadoras de la visita del Papa a España con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. Tanto ella como FCC, la empresa de la que es vicepresidenta y principal accionista, estuvieron presentes en la Misa celebrada el domingo y oficiada por Benedicto XVI. Y es que el altar erigido en el aeródromo de Cuatro Vientos fue construido por OHL y Fomento de Construcciones y Contratas en un tiempo récord de seis semanas.

Sin embargo, pese a este mediático y multitudinario acto, lo cierto es que Esther Koplowitz siempre ha luchado por mantener un perfil bajo lejos de los focos, empeñándose en que su fama estuviera exclusivamente relacionada con su trabajo, y no con cuestiones ajenas a él que terminaran por convertirla en una celebrity pasto de paparazzi.
Y aunque en los años 80 y 90 no lo lograra debido en parte a su matrimonio con Alberto Alcocer, tanto su trabajo, como sus segundas nupcias con Fernando Falcó, marqués de Cubas –en la finca manchega La Gata-, y sus tres hijas, le han permitido apartarse del interés de los medios por su vida privada. Y así, ha limitado sus apariciones en prensa y televisión a asuntos relacionados con su labor al frente de la compañía FCC y de la Fundación Esther Koplowitz, con encuentros empresariales y culturales, o con su carácter filántropo.
Aquellos convulsos años 90
Pero a Esther Koplowitz, una de las españolas más ricas según Forbes, no siempre le acompañó la discreción y hermetismo de la que ha hecho gala, en lo que a su intimidad se refiere. Tras su matrimonio con Alberto Alcocer –con el que se casó en 1969, sólo unos días antes de lo que lo hizo su hermana Alicia con el otro Alberto, en este caso Cortina- y su posterior divorcio en 1990, la maraña sentimental que se había creado en torno a la jet set representada por los Albertos, las Koplowitz, los Falcó y Marta Chávarri llevó a la empresaria a las primeras páginas del colorín.
Años después de comprarle a su hermana por cerca de 140.000 millones de pesetas (1998) su paquete accionarial en FCC, empresa que heredaron ambas de su padre, un empresario alemán de origen judío, Esther Koplowitz se casaba con Fernando Falcó, marqués de Cubas y exmarido de Marta Chávarri –divorciada posteriormente de Alberto Cortina, cuñado de Koplowitz-.
Tras esos convulsos años 80 y 90, Esther Koplowitz se recluyó en su trabajo y su familia, y, como su hermana Alicia, rechazó ser carne de revistas y prefirió vivir alejada del acoso mediático y la vida social.
Precisamente ninguna de las dos se caracteriza por conceder entrevistas a los medios de comunicación a diestro y siniestro. Más bien todo lo contrario. Un ejemplo de ello es la que recogió la revista ¡Hola! en 1989, una de las pocas entrevistas que concedió Alicia Koplowitz.
Sus hijas, herederas del imperio y de la discreción
Quizá por los consejos maternos nacidos de su propia experiencia, las tres hijas de Esther Koplowitz, Esther, Alicia y Carmen, fruto del matrimonio de la empresaria con Alcocer, también se han mantenido bien alejadas de la ostentación y los flashes de la vida pública.
La mayor, Esther Alcocer Koplowitz –casada con Pablo Santos-, es consejera y vicepresidenta segunda de la compañía de su madre. Las otras dos, Alicia –casada con Fernando Ortiz- y Carmen, también están presentes en el Consejo de Administración. Precisamente esta última se casó con el exfinanciero reconvertido en cantante melódico Juan José Losada en 2007 (Curiosamente, a Esther Koplowitz se la había relacionado hace años, tras su divorcio de Alcocer, con el padre del que ahora es su yerno).
Koplowitz, que además tiene dos hermanos por parte de padre: Isabel Clara Koplowitz y un controvertido Ernesto Koplowitz Amores, heredó de su madre, Esther Romero de Juseu y Armenteros (una rica heredera cubana hija de la marquesa de Casa Peñalver) los títulos de Marquesa de Campo Florido y Condesa de Peñalver.

Enlaces relacionados

La telaraña de la 'high society': ¿Qué une a los Falcó con los Alba?

Esther Koplowitz y su marido, juntos en Barcelona

El yerno de Esther Koplowitz se siente 'estafado'

Manuel Martos y el yerno de Esther Koplowitz buscan 'fans'

El yerno de Esther Koplowitz no remata la faena

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios