Logo El Confidencial
NOTICIAS

Juan Abelló celebra su 70º cumpleaños por todo lo alto junto a Marichalar, Cortina, Tapias y Alcocer

Juan Abelló quiso celebrar anoche su 70º cumpleaños con la madre de todas las fiestas. Más de 300 invitados de la alta sociedad y la élite

Juan Abelló quiso celebrar anoche su 70º cumpleaños con la madre de todas las fiestas. Más de 300 invitados de la alta sociedad y la élite empresarial se dieron cita en los predios de La Quinta de Jarama, en San Sebastián de los Reyes, para festejar la efeméride. Iñigo de Arteaga, duque del Infantado, y Polo Pérez de Villamil, grandes amigos del empresario, se sumaron a las celebraciones, ya que los tres nacieron en 1941. No faltó nadie. Sus hijos, sus amigos y sus familiares más directos contribuyeron a que la cena más que un aniversario pareciese una boda de postín. Ana Gamazo, Almudena de Alcázar y la señora de Villamil, sus respectivas esposas, estuvieron pendientes de hasta el más mínimo detalle. La fiesta fue todo un éxito.

Pero, como en todo convite que se precie, el evento también contó con las felicitaciones y los regalos de rigor por parte de los invitados. Entre ellos se encontraba Jaime de Marichalar, exduque de Lugo y gran amigo de la familia; Alberto Cortina y Elena Cué, recién llegados de la boda de José Antonio Ruiz-Berdejo, cónsul honorario de Bélgica en Sevilla, y Julia Oetker, que se casaron en Alemania; Carmen Martínez-Bordiú y José Campos, una pareja que cada vez hacen menos vida social; Alberto Alcocer y Margarita Hernández, acomodados ya al letargo mediático, o Cari Lapique y Carlos Goyanes, un poco más tristes de lo habitual porque su hija Carla se ha tenido que marchar a vivir a Miami con su ya marido Jorge Benguría.

Otro de los grandes amigos de Abelló, que no se quiso perder la celebración, fue Fernando Fernández Tapias, siempre acompañado por su esposa Nuria González. El empresario y la exmodelo fueron dos de los asistentes con más solera en la boda de Miguel Abelló, que se casó en la finca familiar de Las Navas (Toledo). Por eso, no podían faltar en una jornada festiva tan importante para el accionista de Sacyr. Hace unos días que la pareja dejó bien amarrado 'More', su nuevo yate, y ya ha vuelto a los quehaceres diarios en la capital. Aunque su agenda poco tiene que ver con la de Ana Botella, que junto a Marisa Yordi, Alfonso de Borbón, Pitita Ridruejo y Mike Stilianopoulos, completaron el cartel de caras conocidas.

La concejala del Ayuntamiento de Madrid no para. La semana pasada ya acudió a la fiesta que Kike Sarasola organizó en su hotel de Chueca para celebrar el quinto aniversario desde su construcción. Además, por si fuera poco, ya está inmersa en los preparativos de la boda de su hijo José María con Mónica Abascal, una joven diseñadora de bolsos. Pero estas no fueron anoche razones suficientes para que la mujer de José María Aznar se marchara pronto a casa: la mano derecha de Gallardón aguantó hasta altas horas de la madrugada y, como el resto de los asistentes a la multitudinaria fiesta, le cantó el happy birthday to you a su amigo Abelló, aunque sin los aderezos de Marilyn Monroe. Al fin y al cabo, 70 años no se cumplen todos los días.

Noticias relacionadas

- Ana Gamazo y Juan Abelló bailan hasta el amanecer

- Ana Botella, Aznar, Marichalar y Tapias, testigos en la boda del hijo de Abello

- Aznar y Botella navegan en un barco de lujo por aguas de Baleares

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios