Logo El Confidencial
NOTICIAS

Cary Grant, un gentleman con una peligrosa adicción al LSD

Cary Grant, quien fuese uno de los mayores galanes del séptimo arte del siglo pasado, guardaba una personalidad muy atormentada, marcada por las tragedias de su

Foto: Cary Grant, un gentleman con una peligrosa adicción al LSD
Cary Grant, un gentleman con una peligrosa adicción al LSD
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Cary Grant, quien fuese uno de los mayores galanes del séptimo arte del siglo pasado, guardaba una personalidad muy atormentada, marcada por las tragedias de su pasado. Estos hechos le empujaron a sufrir una peligrosa adicción al LSD, según ha reconocido su exmujer, Dyan Cannon, en un libro que promete desvelar el lado más oscuro del mítico icono de Hollywood.

    La actriz mantuvo una relación de más de seis años con el actor, con el que finalmente se casó el 22 de julio de 1965 en Las Vegas. Fruto de este matrimonio nació una niña llamada Jennifer, lo que provocó que reviviesen en la mente del actor las peores experiencias de su infancia. “Le pasaron cosas horribles cuando era un niño. Guardaba algunos secretos muy oscuros a los que nunca supo cómo enfrentarse”, escribe la actriz en su libro Querido Cary: Mi vida con Cary Grant.
    El trauma que conmocionó al actor desde su infancia era la supuesta muerte de su madre. Cuando tan sólo tenía 9 años, Alexander Archibald Leach, como así se llamaba realmente, llegó a casa y le comunicaron que su madre había fallecido, pero lo que realmente pasó es que su madre había sido ingresada en un psiquiátrico en contra de su voluntad. Fue su propio padre quien la internó, pues mantenía una relación con otra mujer y deseaba la libertad conyugal. Once años después, cuando Grant tenía 20 años, se enteró de la verdadera historia y sacó a su madre de la institución psiquiátrica y cuidó de ella hasta su muerte.
    Este hecho marcó de por vida al actor y bajo prescripción médica comenzó a utilizar el LSD para recordar mejor los traumas del pasado y así poder afrontarlos. El LSD, también conocido como ácido lisérgico, es una droga que produce efectos alucinógenos. Estuvo muy de moda en los sesenta, especialmente en la comunidad hippie, pues en esos momentos era una sustancia completamente legal.

    El uso de esta droga desembocó en abuso. Grant comenzó a consumir LSD cada vez de forma más frecuente, aunque siempre bajo la supervisión de su psiquiatra. Pero según rescata el portal mujerhoy del libro de su exmujer: “Grant pensaba que era el camino hacia Dios. No lo utilizaba para divertirse, lo usaba para alcanzar la paz interior porque era un hombre profundamente espiritual”.

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    1comentario
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios