Logo El Confidencial
NOTICIAS

La otra 'movida' madrileña: Juan Gatti y Almodóvar, en guerra por los derechos de unos carteles

La Movida Madrileña, aquel movimiento surgido a finales de los 70, corre el peligro de resquebrajarse y poner fin a esa imagen de unidad que durante

La Movida Madrileña, aquel movimiento surgido a finales de los 70, corre el peligro de resquebrajarse y poner fin a esa imagen de unidad que durante años ha constituido una de las señas de identidad de esta cultura alternativa. Dos de sus máximos representantes iconográficos, Pedro Almodóvar y Juan Gatti, partícipe de buena parte de la filmografía del manchego, protagonizan, desde hace varias semanas, un conflicto por los derechos de unos carteles diseñados por el argentino y que El Deseo, productora de Almodóvar, reclama como suyos.

Los que, durante años, han sido íntimos amigos de ambos -como Alaska y Mario Vaquerizo, la galerista Topacio Fresh y su marido Israel Cotes, Bimba Bosé, Bibiana Fernández, Loles León, Rossy de Palma, Elena Benarroch, Fabio McNamara, Sybilla, David Delfín, Gorka Postigo, Nacho Canut, Félix Sabroso y Dunia Ayaso- se muestran preocupados al tiempo que lamentan que una amistad de más de tres décadas viva sus horas más bajas. Vanitatis se ha puesto en contacto con varios de ellos y, salvo excepciones, la gran mayoría prefiere no tomar partido al tiempo que intentan no profundizar en una cuestión que se torna peliaguda por momentos.

"Los amigos se pelean, pero si luego quieren, se reconcilian. Eso es lo que pasa cuando eres amigo, que puede que lo permitas todo, o puede que no, depende de cómo veas las cosas", dice uno de ellos. "No quiero ver a amigos enfrentados, a nadie le gusta, pero serán malentendidos. Yo creo que las cosas se superan, si Dios quiere, y ellos quieren, claro", reconoce otro, sin querer entrar a valorar las razones que les han llevado a este distanciamiento.

Cruce de demandas

Por otro lado, fuentes solventes señalan a este medio que existen incluso demandas de por medio y que ambos tendrán que acudir a los juzgados, algo que ha confirmado en conversación con Vanitatis la periodista Pilar Eyre. "Almodóvar ha demandado a Gatti a cuenta de los carteles, recogidos en uno de los dos libros que han salido al mercado recientemente. Y luego éste al manchego a cuenta del otro catálogo. Pero como ha sido recientemente, el proceso legal tardará. Tanto ha deprimido este asunto a Gatti que cerró su estudio de Madrid y se largó a Buenos Aires", aunque hace una semana volvió a España, tal y como han confirmado a Vanitatis desde Fresh Gallery, la galería que regenta Topacio Fresh.

Sin embargo, desde la productora El Deseo, propiedad de los hermanos Almodóvar, aseguran a este portal que no han interpuesto ninguna demanda y niegan tener noticias acerca de las tensiones entre el manchego y Gatti.

Las editoriales responsables de los dos libros en cuestión, Taschen, editora de Los archivos de Pedro Almodóvar, y La Fábrica, responsable del catálogo sobre la trayectoria de Gatti y su faceta de diseñador gráfico, con motivo de la exposición de carteles de la Sala Canal de Isabel II, ofrecen una respuesta similar: "Nosotros no tenemos ninguna querella ni hemos demandado a nadie", por lo que habrá que esperar para comprobar si los que durante décadas fueron como hermanos se verán finalmente las caras en los tribunales.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios