Logo El Confidencial
NOTICIAS

Arantxa Sánchez Vicario reclama a su padre 14 millones de euros en los tribunales

A pedazos. Aquella idílica familia que aparecía siempre unida en las imágenes post-victoria de Arantxa Sánchez Vicario, la niña de oro del tenis español, está completamente

Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    A pedazos. Aquella idílica familia que aparecía siempre unida en las imágenes post-victoria de Arantxa Sánchez Vicario, la niña de oro del tenis español, está completamente rota. Pero el conflicto no es nuevo. El enfrentamiento estalló mucho antes de la publicación de ¡Vamos! Memoria de una lucha, las polémicas memorias de la laureada deportista, en las que denuncia que sus progenitores la dejaron “endeudada”. Según ha podido saber Vanitatis, en 2010, Sánchez Vicario llevó a su padre a los tribunales, acusándole de la apropiación indebida y la administración desleal de unos catorce millones de euros pertenecientes a su patrimonio, que ella calcula en 45 millones.

    Este diario ha tenido acceso a una querella criminal admitida a trámite en los Juzgados Penales de Andorra La Vella, interpuesta el 20 de diciembre de 2010 por Arantxa Sánchez Vicario, en la que constan como imputados Emilio Sánchez Benito, padre de la extenista, y su abogado, Bonaventura Castellanos Matodorrona, por los presuntos delitos anteriormente citados: apropiación indebida y administración desleal. En la misma, la deportista y su equipo de abogados describen presuntos desvíos de fondos de las cuentas de ésta por importe superior a los seis millones de euros a paraísos fiscales como Suiza, así como la compra de vehículos de alta gama a favor de terceros.

    Juan José Burgos-Bosch, abogado de Sánchez Vicario, afirma a este diario que, en la misma querella, la actual capitana del equipo español femenino de Copa Federación acusa a su progenitor de haber invertido supuestamente en su nombre 3,5 millones de euros en fondos de Madoff sin su consentimiento. En el escrito presentado en los juzgados, otro de los hechos por los que se requiere una reacción penal, sería la misteriosa “desaparición de 5,5 millones de euros” que ésta tenía pensado destinar a sufragar la deuda contraída con la Hacienda española. La suma total de las reclamaciones de la tenista alcanzaría por tanto los catorce millones.

    Tres pisos en litigio

    Además de esta querella por un presunto delito de desvío y apropiación de fondos, la guerra judicial entre Arantxa Sánchez Vicario y sus padres no queda ahí. En los juzgados de Barcelona, actualmente existen dos demandas. Una por la que el Banco de Luxemburgo le reclama una deuda de más de 5.000.0000 de euros y otra, con fecha de julio de 2011, contra Emilio Sánchez, Marisa Vicario y el abogado de los mismos, Bonaventura Castellanos, que la tenista habría interpuesto con el fin de recuperar varias viviendas de su propiedad, en una de las cuales actualmente habitan sus padres.

    “Se ha procedido a actuar con la intención de anular unos derechos de usufructo vitalicio por un piso de lujo en la Avenida Diagonal de la Ciudad Condal, así como los de dos apartamentos en S’Agaró, en la Costa Brava, que el abogado familiar otorgó a sus padres sin el consentimiento ni la voluntad de Arantxa, que tan sólo quería poner a la venta dichos inmuebles con tal de saldar sus deudas”, afirma Burgos-Bosch. A partir del próximo 20 de junio, fecha prevista para el inicio de este litigio, el juez deberá dirimir si los padres de Arantxa Sánchez Vicario deben o no abandonar su residencia actual.

    “Los demandados no rinden cuentas. Siguen empeñados en utilizar la enfermedad del padre de Arantxa [que padece Alzhéimer] con tal de no responder a las denuncias realizadas por parte de su hija”, explica el letrado. Este, a su vez, manifiesta que las actuaciones legales por parte de la extenista se producen “tras requerir a su padres y su antiguo abogado, el Sr. Castellanos, en innumerables ocasiones el traslado de información y control sobre su patrimonio, que, como es evidente, no ha ocurrido. No es gratuito, es muy triste para Arantxa, que ha estado luchando para evitar todo esto, con el que convencimiento de que avendrían a razones”.

    Por su parte, Marisa Vicario, madre de la tenista, emitió este lunes un comunicado en el que manifestaba: “Es inexplicable el dolor que sentimos […] Esperaremos a la publicación del libro, aún a pesar nuestro lo leeremos con atención. Entonces será el momento de que yo (en nombre, también, de Emilio) o nuestros abogados, demos cumplida contestación a las falsas acusaciones que se nos hacen”.

    De la sorpresa a la decepción

    En ¡Vamos! Memoria de una lucha, una vida y una mujer (Ed. Esfera de los libros), un libro que ha visto la luz este martes, Arantxa culpa directamente de una mala gestión de su patrimonio a Emilio Sánchez, su padre, que le habría llevado a encontrarse “actualmente sin recursos”. “Pienso que me he equivocado, que tenía que haber pedido más explicaciones y haber decidido yo, cuando tuve edad para comenzar a hacerlo, tanto mis inversiones como la gestión de los recursos […] Habría evitado que con mis fondos se tomaran decisiones sin consultarme (como cuando, por ejemplo, me enteraba por terceros de que “yo” había comprado un piso, había hecho una inversión o cualquier otra cosa parecida)”, escribe.

    Pero, sobre todo, Sánchez Vicario hace hincapié en sus problemas con Hacienda y, en concreto, habla con insistencia de la sentencia del Tribunal Supremo por la que el 10 de diciembre de 2009 se desestimó el recurso de casación planteado respecto a las cinco resoluciones de la Inspección de Hacienda en las que fueron aprobadas liquidaciones tributarias por un concepto aproximado de tres millones y medio de euros, correspondientes al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de los años 1989, 1990, 1991, 1992 y 1993, que no se habían tributado por constar su residencia fiscal en Andorra. “Fue muy duro para mí, pero una vez más eran decisiones derivadas de las personas que administraban mi carrera”, cuenta.

    Para finalizar, la tenista habla de la “decepción” que le ha supuesto esta situación. “El mazazo que he recibido en los últimos meses me ha servido para despertar y vivir la peor pesadilla posible. Aún hoy no soy capaz de entender qué me está sucediendo: que todo por lo que he luchado, que todo lo que he conseguido, se ha esfumado sin más. Me lo dicen y no me lo puedo creer. ¿Cómo es posible que todo lo que he conseguido durante los últimos años haya desaparecido, no exista? […] Mi decepción ha sido doble, además, al comprobar que mi hermano Emilio también se ha puesto del lado del resto de la familia. De todos, él era la persona en la que tenía depositada mi máxima confianza y mis planes de futuro. Creía que él me podía entender, ya que tomó la decisión que yo no supe tomar a tiempo: separar a mi padre de sus asuntos financieros”.

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    17 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios