Logo El Confidencial
NOTICIAS

Elena Anaya celebra su Fotogramas con su chica

Elena Anaya no para de recibir reconocimientos por su papel en La piel que habito, la última película de Pedro Almodóvar. Sin ir más lejos, este

Elena Anaya no para de recibir reconocimientos por su papel en La piel que habito, la última película de Pedro Almodóvar. Sin ir más lejos, este lunes se alzó con el premio Fotogramas a la mejor actriz. Como ocurrió en la gala de los Goya, su chica, la cineasta Beatriz Sanchís, estuvo en todo momento a su lado. Al terminar la gala, lo celebraron con el representante de ésta, que también lo es de Penélope Cruz, y un grupo de amigos que acudieron a apoyar a la musa del cineasta manchego más conocido de todos los tiempos. Los fotógrafos captaron los momentos de pasión de la pareja, que ya no se esconde ni lleva su amor en los cauces de lo furtivo.

Pendientes la una de la otra, Anaya y su chica ya no ocultan su relación, a pesar de que Sanchís, que también se dedica al business del séptimo arte, se ha convertido muy a su pesar en carne de cañón para la prensa del corazón. Lo llevan con normalidad, aunque unas imágenes de las dos prácticamente al desnudo tomadas este verano fueron un auténtico trauma para ambas, siempre ajenas a la expectación mediática. Por entonces, Anaya, ya curtida en las lides de la exposición pública, no dudó en atacar a El Mundo, después de que la ubicaran en el ranking de las lesbianas más influyentes del país. Y lo mismo hizo con la revista que publicó dichas fotografías.
 
Pero, tras la tempestad ha llegado la calma a la vida de Anaya, que está deseando seguir trabajando con los mejores y hacer, en esta ocasión, una buena comedia. Como Marisa Paredes. “Estoy harta de hacer llorar a la gente”, dijo la actriz, que, como siempre, llevaba puestas las mechas por Michel Meyer, su habitual pareja de baile y peluquero de Elena Salgado. Sobre González Macho, la que fuera también presidenta de la Academia afirma: “No le envidio, yo ya estuve allí. Además, los tiempos han cambiado y hay que adaptarse”, espetó, ante la presencia de Blanca Suárez, otra de las ganadoras de la noche.
 
La actriz, con un escote imposible de Gucci, confesó que últimamente solo tiene tiempo para devorar revistas de decoración, porque está en pleno proceso de acondicionamiento de su nueva casa madrileña. Aun así, todavía saca un hueco para revisar qué se cuenta de ella en las páginas de cotilleo. Fielmente escudada por su representante Antonio Abeledo, dejó en casa a Miguel Ángel Silvestre, se colocó un anillo valorado en 25.000 euros que le regalaron hace unos días y compartió espacio festivo con su ex, el actor Javier Pereira. Por su parte, Anabel Alonso, conductora de la gala, aprovechó para manifestar su malestar después de que recientemente le quitaran a Pilar Bardem una calle con su nombre en Sevilla.
 
Paco León se llevó el premio en la categoría de actor de teatro y, por su parte, Amparo Baró hizo lo propio en la categoría femenina. También estuvieron: Macarena Gómez, Irene Escolar, Natalia Verbeke, María León, Inma Cuesta, Emma Suárez, Jesús Olmedo, Nerea Garmendia, Jan Cornet, Toni Acosta, Juana Acosta, Silvia Alonso, Verónica Sánchez, Alberto Sanjuán, Ernesto Alterio, Norma Ruiz, Carolina Bang, Enrique Cerezo, Kira Miró o Álex García, que estrena obra en el Teatro Español dentro de unos días. Al igual que Rocío Tuccio, que se pondrá a las órdenes de Eduard Cortés próximamente, ya que compagina su trabajo de periodista de sucesos con su pasión por la interpretación. El cineasta prepara su nueva película en la Ciudad del Cine de Alicante, que ya ha visto pasar a otras actrices como Elsa Pataky.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios