Logo El Confidencial
NOTICIAS

La princesa Corinna fue agasajada como consorte del Rey en un viaje a Emiratos Árabes

La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, de 47 años, divorciada, madre de dos hijos e íntima amiga del Rey, fue agasajada como consorte de Don Juan Carlos por las

Foto: La princesa Corinna fue agasajada como consorte del Rey en un viaje a Emiratos Árabes
La princesa Corinna fue agasajada como consorte del Rey en un viaje a Emiratos Árabes

La princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, de 47 años, divorciada, madre de dos hijos e íntima amiga del Rey, fue agasajada como consorte de Don Juan Carlos por las autoridades de Emiratos Árabes Unidos durante un viaje a la capital del país, el pasado mes de noviembre, para acompañar al jefe del Estado al Gran Premio de Fórmula 1 de Abu Dabi, según han revelado a El Confidencial fuentes diplomáticas.

Sayn-Wittgenstein no sólo ha sido vinculada sentimentalmente con el Rey, sino que ha actuado en muchas ocasiones como representante del monarca ante gobernantes y empresarios en varios países árabes. La princesa -título que adquirió tras contraer matrimonio en el año 2000 con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein Berleburgllegó incluso a viajar en el mismo avión militar que trasladó en 2006 a los Reyes, a dos ministros y a 11 empresarios españoles a Riad en una visita oficial.

El pasado 9 de noviembre el Rey y Corinna Sayn-Wittgenstein se desplazaron primero a Kuwait, invitados por el jeque Sabah al Ahmad al Sabah, y más tarde a Emiratos Árabes, donde el jefe del Estado presenció en directo el penúltimo gran premio de Fórmula 1 de la temporada, en el que el español Fernando Alonso obtuvo la segunda plaza. Antes de la carrera, Don Juan Carlos paseó por el paddock del circuito de Yas Marina, y saludó, entre otros muchos, al piloto asturiano.

Carácter privado

El viaje tuvo carácter privado, por lo que la Casa del Rey no ofreció ningún detalle del mismo, más allá de informar escuetamente de que Don Juan Carlos se había trasladado al Golfo Pérsico y que presenciaría el Gran Premio de Fórmula 1 de Abu Dabi. Pero no hubo, por supuesto, ninguna mención a la princesa Corinna, que acompañó al monarca en su desplazamiento. La Zarzuela mantiene inalterable su política de apagóninformativo sobre los viajes privados del jefe del Estado, como ocurrió recientemente durante la cacería de elefantes en Botsuana.

El Rey y Corinna Sayn-Wittgenstein viajaron a Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes, tras aceptar la invitación del jeque Mohamed bin Rashid al Maktoum. También lo hicieron los presidentes de Suráfrica, Jacob Zuma; Ruanda, Paul Kagame; Gabón, Ali Bongo Ondimba; la República de Guinea, Alpha Conde; Chechenia, Ramzan Kadyrov, y Seychelles, James Alix Michel, así como miembros de las familias reales de Arabia Saudí, Jordania, Omán y Qatar. Casi todos ellos acompañados de sus respectivas esposas.

Mientras Don Juan Carlos y los demás jefes de Estado presenciaban el Gran Premio de Fórmula 1 y celebraban diversos encuentros de carácter privado, sus esposas mantenían una agenda paralela sólo para mujeres, ajustándose así al estricto código social de la inmensa mayoría de los países árabes, donde hombres y mujeres se reúnen por separado. La princesa Corinna, según las fuentes diplomáticas consultadas, recibió en todo momento el mismo trato que las demás consortes presentes en Abu Dabi.

La amiga del Rey, por ejemplo, asistió a un almuerzo en el palacio de Al-Bahar ofrecido por la jequesa Fatima bint Mubarak, viuda del emir de Abu Dabi -no fue su única esposa, pero sí la favorita- y Madre de la Nación, título que ostenta desde el fallecimiento de aquél. El banquete, según las mismas fuentes, se celebró en honor de las primeras damas presentes aquellos días en Emiratos Árabes. Y a él acudieron, además de la princesa Corinna, las esposas de los presidentes de Suráfrica y Ruanda o las consortes de varios jeques y ministros del país anfitrión.

Bloqueo del Gobierno

El Gobierno y el PP, ayudados por el PSOE y CiU, han bloqueado todos los intentos de los partidos minoritarios por fiscalizar en el Congreso las cuentas de la Casa del Rey y la agenda del jefe del Estado, incluido el polémico safari en Botsuana o el papel jugado por Corinna Sayn-Wittgenstein como representante del monarca.

Don Juan Carlos, que mantiene una excelente relación personal con las familias reales de las principales monarquías y emiratos árabes, recibirá precisamente mañana en el palacio de La Zarzuela al ministro saudí de Defensa, el príncipe Salman bin Abdelaziz. Su visita tiene como principal telón de fondo las negociaciones entre España y Arabia Saudí para la venta a Riad de entre 200 y 270 carros de combate. El príncipe Bin Abdelaziz será recibido hoy por los ministros de Defensa, Pedro Morenés, y de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios