La flota de 70 coches de lujo del Rey Juan Carlos
  1. Noticias
NOTICIAS

La flota de 70 coches de lujo del Rey Juan Carlos

Cuando el todavía príncipe Juan Carlos adquirió el Mini 1275C en 1969 por 100.000 de las antiguas pesetas no se imaginaba que acabaría poseyendo una de

placeholder Foto: La flota de 70 coches de lujo del Rey Juan Carlos
La flota de 70 coches de lujo del Rey Juan Carlos

Cuando el todavía príncipe Juan Carlos adquirió el Mini 1275C en 1969 por 100.000 de las antiguas pesetas no se imaginaba que acabaría poseyendo una de las flotas automovilísticas más destacadas del mundo. Según cuentan, aquel Mini lo condujo durante un breve periodo de tiempo y poco después lo vendió a su primo Gonzalo de Borbón. En ese tiempo, y antes de convertirse en Rey de España, comenzaba su gran pasión por los automóviles.

Esta misma semana se han hecho públicas las últimas adquisiciones del monarca: dos Ferrari valorados en 500.000 euros que le regaló el jeque Mohamed bin Rashid al Maktoum a finales de 2011. Estos vehículos ya forman parte del Parque Móvil del Estado, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, donde se conservan también más de 70 coches de lujo que el Rey ha ido adquiriendo en estos años, tal y como publicaron los periodistas Daniel Forcada y Federico Quevedo en su libro El negocio del poder. Así viven los políticos con nuestro dinero.

Sin embargo, ninguno pertenece legítimamente al Rey, ya que se integran dentro del Patrimonio Nacional, aunque sea Su Majestad el único que tenga acceso a esta flota de automóviles, cuyas cocheras se encuentran entre el Palacio de Oriente, La Zarzuela y El Pardo.

En esta colección se guardan auténticas maravillas del mundo del motor como el Rolls- Royce Phantom IV, que fue creado en 1950 por el aniversario de bodas de Isabel II de Inglaterra y del que solo existen 18 ejemplares más. De hecho, en este automóvil, que fue adquirido por Franco en los años cincuenta, apareció la princesa Letizia el día de su boda en la Catedral de la Almudena.

Algunos de estos automóviles se han puesto a la venta. Por ejemplo, en 2008 se vendió al presidente de la Confederación Empresarial Independiente de Madrid (CEIM) y vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, íntimo amigo del monarca, un Maserati Quattroporte por casi 100.000 euros. Este año también Subastas Bilbao XXI puso a la venta uno de los primeros coches blindados que tuvo el Rey, un Mercedes 450 de color azul, que fue adquirido por 25.000 euros y que ya había sido comprado por un particular hace quince años.

Regalos y obsequios

La mayor parte de esta flota de vehículos han sido regalos de personalidades importantes, como el caso de los Ferrari árabes, u obsequios de destacadas marcas automovilísticas, que se los ceden al Rey durante un tiempo indeterminado para que los pruebe.

Es el caso del exclusivo Maybach Côte d´Azur 57S que recibió de manos del presidente de Daimler-Chrysler, Dieter Zetsche, en los Laureus World Sports Awards de Barcelona en 2006. Tres años antes, Zetsche también le había agasajado con un Audi RS6 berlina, que se podía encontrar en el mercado por 100.000 euros.

En 1988, el presidente de Audi, Ferdinand Piech, le cedió al monarca un Audi A8. En esos mismos años, el Rey también recibió un Porsche 959 de un grupo de empresarios, encabezados por Javier de la Rosa, valorado en 24,5 millones de pesetas, y con el que sufrió un accidente en diciembre de 1990 cuando viajaba con la infanta Cristina a los Pirineos.

Además de todos estos modelos, su flota de automóviles de lujo también contiene dos Nissan 350Z, valorados en 40.000 euros, un Mercedes deportivo SL55 AMG, que podría costar unos 150.000 euros, varios todoterrenos de diferentes marcas, e incluso un Smart, el favorito de doña Sofía y el que suele utilizar en algunas ocasiones. 

Rey Don Juan Carlos