Fernando Fernández Tapias se refugiará en Galicia tras enterrar a su hijo en la intimidad
  1. Noticias
NOTICIAS

Fernando Fernández Tapias se refugiará en Galicia tras enterrar a su hijo en la intimidad

Hace unos días, Fernando Fernández Tapias enterraba a su hijo Bosco en la más estricta intimidad junto a la tumba de la que fuera su primera mujer y madre

Foto: Fernando Fernández Tapias se refugiará en Galicia tras enterrar a su hijo en la intimidad
Fernando Fernández Tapias se refugiará en Galicia tras enterrar a su hijo en la intimidad

Hace unos días, Fernando Fernández Tapias enterraba a su hijo Bosco en la más estricta intimidad junto a la tumba de la que fuera su primera mujer y madre de cinco de sus siete hijos. No quiso una convocatoria multitudinaria y por eso solo sabía del acto funerario la familia más directa. 

Ahora, una vez pasado el duelo, Fernández Tapias se instalará con Nuria González y los niños, Iván y Alma, en Galicia como ha hecho los últimos veranos. Unas vacaciones tranquilas alejadas del circulo social y mediático de Mallorca e Ibiza y donde solía navegar con el Núfer, su impresionante barco que vendió a Juan Carlos Cebrián y que durante todos estos años brindaba generosamente a sus amigos entre los que nunca faltaban Alberto Ruiz Gallardón, actual ministro de Justicia, o el empresario Alberto Alcocer.

Sus hijos y su mujer han sido su apoyo más importante desde que hace un mes le comunicaron a través de su abogado que un submarinista había encontrado un cuerpo en las profundidades del mar en la zona de la playa del Carmen, en Lanzarote, el mismo lugar donde una mañana de hace dos años se perdía la pista de Bosco que, según todos los indicios de aquel momento, había decidido bucear en solitario. El hijo de Fernández Tapias era un gran deportista y entre sus aficiones estaba el buceo y parece que fue una de las razones para instalarse en la isla canaria.

Por fin dos años después de la trágica noticia, y tras confirmarse la identidad a través de los análisis de ADN, el empresario ha podido cerrar uno de los capítulos más duros de su vida.

Hace días explicaba que aunque tuviera la certeza de lo que había sucedido, la incertidumbre siempre estaba presente y esa situación más tarde pasaba factura, no solo emocional sino también física. De hecho, en agosto pasado tuvo que permanecer un mes en la clínica de la Luz tras ser intervenido de una operación de vesícula que después se complicó.

Fernando Fernández Tapias Galicia