Las hijas de Cereceda exigen un alquiler de 24.000 euros a la viuda de su padre
  1. Noticias
NOTICIAS

Las hijas de Cereceda exigen un alquiler de 24.000 euros a la viuda de su padre

Silvia Gómez Cuétara, la viuda de Luis García Cereceda, continúa con su enfrentamiento legal con las hijas de su marido. Hasta después de verano la justicia

Foto: Las hijas de Cereceda exigen un alquiler de 24.000 euros a la viuda de su padre
Las hijas de Cereceda exigen un alquiler de 24.000 euros a la viuda de su padre

Silvia Gómez Cuétara, la viuda de Luis García Cereceda, continúa con su enfrentamiento legal con las hijas de su marido. Hasta después de verano la justicia no resolverá el contencioso legal que las hijas del empresario mantienen contra la que fuera la mujer de su padre.

En junio hubo una audiencia previa para que las partes llegaran a un acuerdo y solucionar de esta manera el desajuste que mantienen Yolanda y Susana con su “madrastra” desde que murió Cereceda. Quieren que abandone el domicilio familiar o en su defecto que pague un alquiler que rondaría  los 24.000 euros mensuales y que además sea con carácter retroactivo desde junio del 2010, fecha del fallecimiento del promotor inmobiliario. A esta cifra habría que añadir otra cantidad aún sin cuantificar y que englobaría los daños y perjuicios que supone el no poder vender o arrendar la mansión.

Hubo un primer intento por parte de las herederas para echar a la viuda al solicitar una orden de desahucio que más tarde retiraron cuando la otra parte pidió judicialmente el uso y disfrute de la vivienda porque así le correspondía moralmente aunque no hubiera documentación que lo atestiguara. Tan solo testigos que aseguraban que ese era el deseo de Cereceda.   

Como sucede en muchas familias cuando desaparece el jefe del clan, el trasfondo es exclusivamente económico ya que las hijas consideran que el uso y disfrute del que fuera domicilio conyugal en la elitista y exclusiva urbanización La Finca (Madrid) ya no le corresponde a Gómez Cuétara. Se trata de una mansión de mil quinientos metros cuadrados, construida en una parcela de similares dimensiones a la que se unieron tres más convirtiendo el inmueble en el mejor y único de la zona.

A pesar de ser el hogar familiar, Cereceda nunca cambió la titularidad de la casa que siempre estuvo a nombre de una de las muchas empresas que las hijas recibieron en herencia y a este dato es a lo que se aferran Susana y Yolanda. Consideran que Silvia también heredó su parte de otras partidas pero no la casa. Mantienen que si su padre no dejó estipulada en su testamento la titularidad de la vivienda era porque no quería que fuera propiedad de su mujer.

A García Cereceda se le calculaba una fortuna de más de mil millones de euros, parte de los cuales derivaron de la venta de los terrenos que hoy ocupa La Finca a las empresas constructoras Parquesol y Nuevo Mundo, y su nombre formaba parte de la lista de los diez hombres más ricos de España. Su carrera como promotor de éxito culminó con el desarrollo de  esta urbanización de lujo a las afueras de Madrid, a la que añadió un parque de negocios del mismo nivel, que llegó a convertir a su inmobiliaria en una joya valorada en 1.000 millones de euros. El enclave es ahora el lugar favorito para vivir de ricos y famosos del mundo social, empresarial y futbolistas de élite.