Ivonne Reyes y Arantxa de Benito evitan el fin del mundo desde una fiesta en Ibiza
  1. Noticias
NOTICIAS

Ivonne Reyes y Arantxa de Benito evitan el fin del mundo desde una fiesta en Ibiza

 21 de diciembre de 2012. El mundo tiene fecha de caducidad y ésta se aproxima, tal y como vaticinó la cultura maya a través de su

Foto: Ivonne Reyes y Arantxa de Benito evitan el fin del mundo desde una fiesta en Ibiza
Ivonne Reyes y Arantxa de Benito evitan el fin del mundo desde una fiesta en Ibiza

 21 de diciembre de 2012. El mundo tiene fecha de caducidad y ésta se aproxima, tal y como vaticinó la cultura maya a través de su sofisticado calendario. La inminente llegada de esta catastrófica destrucción es el pretexto perfecto para AXE para hacer una llamada a la salvación y disfrutar de los últimos instantes que quedan por saborear. Seducidas como por cantos de sirena, las presentadoras Ivonne Reyes y Arantxa de Benito acudieron a Ibiza a reclamar su hueco en el arca de la seducción, ofrecida por SuperMartxé, una de las fiestas más prestigiosas a nivel mundial.

Estas dos mujeres, conocidas por su afán de superación y por saber cómo vivir cada momento como si no existiera otro, se convirtieron en las anfitrionas de la “última noche”. Una fiesta orquestada por uno de los relaciones públicas más influyentes del momento, Nacho Jacob, que además consiguió atraer a Jaime Martínez Bordiú y su novia Marta Fernández, quienes supieron aprovechar al máximo las delicias brindadas para tal ocasión.

Ivonne Reyes es un ciclón llamado a conmocionar la faz de la tierra en medio de esta apocalíptica llamada a la salvación. Con ello, la actriz agota al límite su existencia creyendo firmemente en la existencia del amor, a pesar de que éste le haya puesto la zancadilla recientemente al pillar a su chico, Nacho Muñoz con otra joven. “Nunca me cierro al amor porque la vida es muy corta. En esta vida hay que sonreír, aunque no siempre tengas motivos para hacerlo. Hay que tratar de disfrutar de lo mejor que te brinda y olvidar todo aquello que te haga sufrir”, sentencia con convicción en declaraciones a Vanitatis. Esta privilegiada filosofía vital tiene como núcleo central a su hijo Alejandro, por el que no duda en “sacar las fuerzas de donde sea para conseguir ser feliz, tan solo por él”.

Pero Yvonne no es la única en este arca de la salvación que hace gala de este optimismo existencial. Arantxa de Benito, por su parte, se describe a sí misma como “una mujer que ama la vida por encima de todo”, tal y como subrayó a este medio minutos antes de zarpar en una de las fiesta más embriagadoras de isla mediterránea. Ella lo tiene claro: “Si el mundo se acaba, seguro que me pillará bailando”. Y no es para menos, ya que tiene motivos para festejar hasta la llegada del fin de los días.

Después de disfrutar de unas relajantes vacaciones en Tarifa con sus hijos y su chico, Nacho Barroso, hace un positivo balance: “Estoy muy feliz, me sonríe la vida, tengo salud y amor”. A pesar de todo ello, no tiene reparos en reconocer que siente preocupación por la dificultad que tiene para encontrar una oferta laboral: “El problema está en el trabajo, porque la cosa está jodida para todo el mundo y en todos los sectores. Aun así, el trabajo de madre es tan complicado que ahora todo mi empeño está en ser una buena madre y si sale trabajo pues genial”, confía con sinceridad ante la atenta mirada de su pareja.

 Sin duda, a estas dos heroínas el final de los días no les pillará con los bolsillos vacios. En su interior atesorarán los buenos momentos vividos en esta fiesta, que con atino cierra sus puertas con los primeros rayos del sol deseando: FELIZ FIN DEL MUNDO.

Ivonne Reyes Ibiza