Logo El Confidencial
NOTICIAS

El Válgame Dios une a la ‘izquierda caviar’ con los cachorros del PP

No había convocatoria social, ni era el cumpleaños de ninguna celebridad, ni se habían puesto de acuerdo los personajes conocidos que coincidieron cenando la semana pasada

Foto: El Válgame Dios une a la ‘izquierda caviar’ con los cachorros del PP
El Válgame Dios une a la ‘izquierda caviar’ con los cachorros del PP

No había convocatoria social, ni era el cumpleaños de ninguna celebridad, ni se habían puesto de acuerdo los personajes conocidos que coincidieron cenando la semana pasada en Válgame Dios, uno de los locales de moda de la capital, sito en el barrio de Chueca.

A diferencia de otros locales, cuyos clientes famosos marcan la esencia del lugar, en este sitio cualquier galimatías idiosincrásico y de estatus es posible. Hace unos días coincidieron en tiempo y espacio la llamada “izquierda caviar” (con Ana Belén y Víctor Manuel al frente), los “cachorros del PP” (con Alonso Aznar Botella y Carlos Fernández Tapias como referente lúdico de esa otra panda) y el grupo bautizado como el de “los pijos”, con Celia García Obregón (hermana pequeña de la presentadora y actriz), el empresario Pepe Barroso (Don Algodón), María Chavarri (esposa de Javier Soto) y Esther Cañadas. Lo curioso es que cada uno iba por libre y a lo suyo. Todos juntos en Válgame Dios, pero no revueltos.

Al grupo de Ana Belen y Víctor Manuel se unió más tarde la hija de ambos, Marina San José, que interviene en la obra ¡Sin paga, nadie paga!, que se representa estos días en el teatro Infanta Isabel, muy cercano al local. Una vez terminada la función de esa noche, coincidió con sus padres, que compartían charla con Rafa de La Unión. Horas antes eran Pedro Almodóvar, Miguel Ángel Silvestre y la gente de Los amantes pasajeros (la última película del manchego) los que se reunían en el local para una especie de puesta en común con el jefe.

Mientras la izquierda y la derecha cenaban aquel día en sus respectivas mesas, la modelo Esther Cañadas compartía con su nueva pareja el atún de almadraba, uno de los platos estrellas de la casa, abstraída de lo que sucedía alrededor, porque estaba ensimismada con su acompañante. Cañadas aparecía con nuevo cambio físico. Tras un tratamiento realizado en Nueva York, vuelve a tener la misma boca previa a su afición por la silicona.

El resto de los clientes no vip que contemplaron el nuevo rostro con el que Cañadas se presentó a la cita lúdica quedaron muy sorprendidos. No menos que por la presencia del resto de famosos aquel día en Válgame Dios, restaurante, bar de copas y tienda de ropa de grandes firmas en el piso inferior, cuya dueña, Beatriz Álvarez, lo ha organizado de tal manera que se ha convertido en referente para pasar un buen día, porque se sirven desayunos, comidas, cenas y recenas, además de albergar tertulias (de muy diversa índole) hasta la madrugada.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios