Encarnita Polo: "Me veo en la calle por culpa de Bankia"
  1. Noticias
NOTICIAS

Encarnita Polo: "Me veo en la calle por culpa de Bankia"

“Pido a Dios que me ilumine y espero que me caiga algo del cielo”. Así de drástica se muestra Encarnita Polo, después de descubrir que los

placeholder Foto: Encarnita Polo: "Me veo en la calle por culpa de Bankia"
Encarnita Polo: "Me veo en la calle por culpa de Bankia"

“Pido a Dios que me ilumine y espero que me caiga algo del cielo”. Así de drástica se muestra Encarnita Polo, después de descubrir que los ahorros de toda una vida, depositados en Bankia, se han esfumado. Ella es una de las víctimas del drama de las preferentes y por eso no ha dudado en salir a la calle este jueves para protestar junto al resto de los afectados.

Lleva varios meses recorriendo diversas sucursales del banco en busca de una explicación, pero la cantante ha encontrado la callada por respuesta. “Yo siempre he tenido dinero en Caja Madrid, lo que ganaba de una gala, de una entrevista en la tele, lo metía en una cuenta que me generaba el 4% de interés. Un día el director del banco me dijo que podía cambiarlo a otra que me daría más beneficio, un 7%, confié, lo cambié y ahora no tengo nada”, comenta enojada al otro lado del teléfono.

El sueño de Encarnita era poder comprar un piso pequeño y confortable en el que vivir. Ahora sin dinero y prácticamente sin trabajo se ve obligada a dejar la casa en la que ha estado de inquilina los últimos años, porque su pensión de 800 euros al mes no le llega. “Mi idea era que con los ahorrillos acumulados, en el momento en que bajasen los pisos, comprarme uno. Ahora no tengo un duro y no puedo pagar los 1.500 euros que me pide la propietaria por el alquiler, así que me veo en la calle”.

Cada vez más endeudada

“Hasta ahora he ido tirando gracias a unas joyas que tengo empeñadas en el Monte de Piedad por 12.000 euros, pero del empeño tengo que pagar luego un 20% de interés y cada día me veo más endeudada. Lo último que me quedaba por empeñar era un collar y lo curioso es que cuando fui me preguntaron en qué me iba a gastar el dinero”, dice. Encarnita lo tiene claro: mientras pueda, su joyero le servirá para bandear la crisis sin necesidad de tener que pedirle dinero ni a su hija ni a sus amigos.

Encarnita Polo