Un perito judicial compara los movimientos de las cuentas de Pantoja con los de un traficante de droga
  1. Noticias
NOTICIAS

Un perito judicial compara los movimientos de las cuentas de Pantoja con los de un traficante de droga

Isabel Pantoja ha escuchado en la mañana de este martes, durante la celebración en la Ciudad de la Justicia de Málaga de la causa en la

Foto: Un perito judicial compara los movimientos de las cuentas de Pantoja con los de un traficante de droga
Un perito judicial compara los movimientos de las cuentas de Pantoja con los de un traficante de droga

Isabel Pantoja ha escuchado en la mañana de este martes, durante la celebración en la Ciudad de la Justicia de Málaga de la causa en la que se le acusa de blanqueo de capitales, cómo un perito de Hacienda que declaró a petición de José Ángel Galán, abogado defensor de la artista, comparó los movimientos de sus cuentas con los de un traficante. "He visto esa corriente de ingresos [en referencia a las cuentas de la tonadillera] en otros procedimientos judiciales, por ejemplo, en cuentas de traficantes de droga".

El letrado de Pantoja interrogó al experto tributario acerca de los movimientos e ingresos en metálico detectados por Hacienda en las cuentas de las sociedades de la artista. Todo sucedió en una vista dura, donde los enfrentamientos verbales entre el abogado y el funcionario fueron reprimidos por el presidente del tribunal, que tuvo que poner orden. El juez Federico Morales tuvo que decirle al perito: “No se apasione y deje las ironías”. El empleado de Hacienda no se cansó de repetir, por activa y pasiva, que existía una "confusión" patrimonial entre Isabel Pantoja y sus sociedades, que en Hacienda analizaron bajo el principio de unidad de caja y que en una cuenta de Pantoja se realizaron diez ingresos de 3.000 euros cada uno a lo largo del año 2003. Todos ellos a la misma hora, pero en diferentes días.

A lo largo de la sesión, el experto afirmó que se empezaron a investigar los ingresos de la cantante a raíz de su relación con Julián Muñoz y que sus cuentas experimentaron un notable incremento durante el año 2003, periodo en el que se consolidó e hizo pública su relación con el entonces alcalde de Marbella. En concreto, en las cuentas de la artista entraron ese año hasta 293.000 euros, frente a los 272.000 euros que ingresó a lo largo de los siete años anteriores, entre 1996 y 2002.

El apartamento del Guadalpín

El perito de la Agencia Tributaria habló también de la compra del apartamento 105 del hotel Guadalpín por parte de la cantante. Según el inspector, la sociedad con la que se adquirió el inmueble, Franbel Artis, no tenía capacidad para hacer frente al pago. La mercantil disponía de un saldo de tesorería de 192 euros en las fechas de la operación. El apartamento se adquirió por un precio de 353.000 euros, sin que la Agencia Tributaria haya detectado que se haya dispuesto de ese dinero para pagar a la empresa Aifos en las cuentas de la artista ni en las de sus sociedades. Afirmó además que siempre se ha preguntado por qué si la cantante compró el apartamento de Guadalpín en efectivo, y lo escrituró a una empresa que le pertenecía, no declaró en sus bienes ese apartamento hasta dos años después.

Muchas son las preguntas, pero Isabel solo canta en sus conciertos y no en la sala que tanto ansía sus respuestas y en la que ella se niega a responder a todo lo que no sean preguntas de su letrado. Hace unos días, en su último concierto en Barcelona, Isabel dedicaba su primera canción a su nieto Francisco. El mismo tema que hace 29 años le cantó a su hijo Kiko. Ahora la tonadillera se enfrenta a una petición fiscal de tres años y medio de prisión por un delito continuado de blanqueo de capitales, pero ella sigue sin querer cantar fuera de escena.

Isabel Pantoja