Logo El Confidencial
NOTICIAS

La familia Morente sigue manteniendo "negligencias médicas" y un informe médico oficial las desmiente

Después de más de dos años, la controvertida muerte del cantaor Enrique Morente, en la que se podrían haber producido supuestas negligencias médicas, sigue siendo foco

Foto: La familia Morente sigue manteniendo negligencias médicas y un informe médico oficial las desmiente
La familia Morente sigue manteniendo "negligencias médicas" y un informe médico oficial las desmiente

Después de más de dos años, la controvertida muerte del cantaor Enrique Morente, en la que se podrían haber producido supuestas negligencias médicas, sigue siendo foco de polémica. Un informe médico oficial firmado por el forense Lorenzo Regó afirma que las actuaciones médicas practicadas a Enrique Morente en la clínica ‘La Luz’ de Madrid antes de su fallecimiento, ocurrido el 13 de diciembre de 2010, fueron correctas. Este documento de sesenta y siete páginas es la respuesta a la denuncia formulada por Javier Conde, marido de Estrella Morente y yerno del cantaor. El torero interpuso una demanda el 11 de diciembre  del 2010 contra el médico cirujano Enrique Moreno y el equipo médico general del hospital. El abogado Ignacio Gordillo, que defiende la causa de la familia, aclara a Vanitatis acerca de aquella denuncia que “lo que ellos (los Morente) dicen es que hubo un momento clave después de la primera operación, el momento en el que Enrique se desangró, y es ahí donde se produce la negligencia”. 

En el otro lado, el del informe médico, Regó confirma que el personal facultativo que intervino para salvar la vida del cantaor siempre "ajustó a la 'lex artis". Respecto a las acusaciones de la familia, que aseguraban que la información recibida no fue la correcta, también difiere. En este sentido afirma que se informó de forma debida y defiende que los documentos de consentimiento de anestesia y cirugía son "adecuados y  suficientes para la comprensión del tratamiento a suministrar, dando la opción libre al paciente y a los familiares respecto del tratamiento propuesto que recibió el enfermo".

Sin embargo, Gordillo matiza que este informe es “un informe más proveniente de un médico que no es especialista en esta materia” y que “hay otros informes oficiales de médicos expertos que no coinciden con este en los mismos apartados”. Javier Conde, yerno del fallecido, apoya la teoría del fiscal Gordillo afirmando que “muchos otros informes de especialistas de renombre insisten en que sí hubo una negligencia”.

El de Lorenzo Regó tampoco aprecia manipulación alguna en la documentación aunque sí "cierta falta de rigor documental que no tiene repercusión alguna en el conocimiento de la evolución del paciente para los facultativos y, por tanto, tampoco en el buen tratamiento suministrado al enfermo". El informe también descarta que haya habido manipulación de ningún elemento que impida llegar al conocimiento de lo realmente sucedido. 

Pese a lo asegurado en el informe, Javier Conde mantiene que no es concluyente y que se pueden desmontar muchas de las conclusiones que figuran en el escrito de Lorenzo Regó. Además, afirma que la familia está dispuesta " a seguir en la misma línea". Conde interpuso la denuncia al considerar responsables que los médicos habían cometido una imprudencia profesional con resultado de muerte, falsificación de documento oficial y abandono sanitario, ya que considera que no se atendió a tiempo al cantaor: “Lo único que queremos es que no le suceda a nadie nunca más. Hay tantas evidencias, cuando se pueda saber verdaderamente, que me parece una barbaridad lo que ha sucedido. Creemos que si se hubieran hecho las cosas de otra manera mi suegro estaría vivo. Por eso seguiremos  buscando la verdad"

Ignacio Gordillo, abogado de los Morente, confirma a Vanitatis que "el próximo 1 de febrero se reunirán todas las partes para ratificar el documento. Hay otros informes y por lo tanto nada es definitivo".

Respecto a la actuación del doctor Enrique Moreno, encargado de atender a Morente, el informe de Lorenzo Regó es claro y contundente. Se afirma que dicha actuación fue la correcta. Así figura en el folio 45: "El doctor Moreno no tenía por qué permanecer en ese momento (primera y segunda operación de urgencia) en la clinica 'La Luz' pues no trabaja allí sino que en dicho centro es donde interviene a los pacientes privados y posteriormente controla su evolución, como ha quedado demostrado con las visitas que realizó al paciente, incluso varias en el mismo día a pesar de estar continuamente atendido por medicos y enfermeras de la UCI . Es decir, el paciente estaba a cargo de facultativos de la UCI y, una vez fuera del quirófano, no dependía del doctor Moreno". Con este y otros informes, y con la denuncia de la familia, el caso aun no está cerrado y será el próximo 1 de febrero cuando todas las partes coincidan en el juzgado.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios