Amparo Muñoz gana su última batalla legal dos años después de fallecer: "Por fin se ha hecho justicia"
  1. Noticias
NOTICIAS

Amparo Muñoz gana su última batalla legal dos años después de fallecer: "Por fin se ha hecho justicia"

“En este país nunca se la trató bien, nunca se valoró su trabajo, siempre pesó sobre ella la duda de una enfermedad que nunca padeció”. Quien

Foto: Amparo Muñoz gana su última batalla legal dos años después de fallecer: "Por fin se ha hecho justicia"
Amparo Muñoz gana su última batalla legal dos años después de fallecer: "Por fin se ha hecho justicia"

“En este país nunca se la trató bien, nunca se valoró su trabajo, siempre pesó sobre ella la duda de una enfermedad que nunca padeció”. Quien habla de esta manera es Pedro Muñoz, hermano de la desaparecida Miss Universo 1974, Amparo Muñoz. Pocos días después de que se publicara la sentencia que da la razón a la actriz de los ojos verdes en su enfrentamiento de años con Julián Lago, también fallecido, su hermano rompe su silencio para dedicarle un homenaje póstumo.

Corría el año 1990 cuando una jovencísima Amparo Muñoz veía su nombre manchado en la portada de la revista Tribuna. La noticia corría como la pólvora de redacción en redacción y de boca en boca. La única española capaz de conseguir la corona de Miss Universo tenía Sida, según dicha publicación, y el pánico recorría el mundo del espectáculo español. Así lo titulaba la revista dirigida por el periodista  fallecido Julián Lago. Desde entonces y hasta su muerte la vida de Amparo no volvió a ser la misma. “En su día Julián Lago me pidió perdón personalmente por haber publicado aquello, pero ese perdón nunca se hizo público. Fue el peor episodio de su vida, tras la publicación perdió trabajo y ya nadie más volvió a hablar bien de ella”, comenta Pedro.

Cuatro años después de publicarse el reportaje, Amparo demandaba al medio que se había atrevido a injuriarla y había atentando gravemente contra su honor, presentando pruebas médicas que demostraban el error que se había cometido. Pero la justicia es lenta y, tras una batalla que duró cuatro años, el tribunal dictaminó sentencia, condenado a los demandados, Julián Lago y a la propia revista, al pago de 48.000 euros. El siguiente paso fue el recurso y el caso de Amparo Muñoz llegó hasta el Supremo, que fijó de manera definitiva una indemnización de 12.000 euros y obligó al medio a publicar íntegramente la resolución.

Desaparecida la revista Tribuna, ha tenido que ser un medio del mismo grupo, la revista Semana, la encargada de su publicación (lo hizo el pasado miércoles 23 de enero). Lo curioso es que ha tardado varios años en hacerlo. “Hemos tenido que enviar varios requerimientos a lo largo de los último años para hacer efectiva la sentencia. Finalmente han cumplido, de no haberlo hecho tendríamos que haber demandado nuevamente por daños y perjuicios”, comenta a este portal el abogado de Amparo Muñoz.

Han tenido que pasar 23 años para que se haga justicia con Amparo Muñoz, que fallecía en febrero de 2011 después de una larga enfermedad. “Mi hermana en vida pudo cobrar los 12.000 euros de indemnización, pero se generaron unos intereses de demora que no pudo percibir y que ha tenido que cobrar mi madre que es su heredera”, comenta Pedro.

Una batalla en la que Amparo nunca buscó venganza, sino reconocimiento. “Nadie ha subrayado la falta de rencor con la que mi hermana vivió a pesar del daño que se le hizo” explica Pedro, cuya única espina clavada son las últimas noticias que aparecieron antes de morir su hermana. “Los últimos días de Amparo no los vivió en la miseria, como se dijo, sino rodeada de toda su familia y de mucho amor. Aclarar esto, es lo único que puedo hacer ya por ella”, concluye.