Francisco: "No he parado de llorar cuando me han comunicado que estoy absuelto del delito de estafa"
  1. Noticias
NOTICIAS

Francisco: "No he parado de llorar cuando me han comunicado que estoy absuelto del delito de estafa"

El juez de la sección tercera de Alicante ha absuelto al cantante Francisco de un supuesto delito de estafa de más de 80.000 euros. Vanitatis ha conseguido

placeholder Foto: Francisco: "No he parado de llorar cuando me han comunicado que estoy absuelto del delito de estafa"
Francisco: "No he parado de llorar cuando me han comunicado que estoy absuelto del delito de estafa"

El juez de la sección tercera de Alicante ha absuelto al cantante Francisco de un supuesto delito de estafa de más de 80.000 euros. Vanitatis ha conseguido las primeras declaraciones del artista nada más conocerse la noticia: “Estoy saltando de alegría. La sentencia firme la tendrá mi abogado esta tarde en su despacho. Estoy totalmente absuelto de todos los cargos. Me he pegado una panzada a llorar que ni te imaginas cuando me lo ha comunicado hace unos minutos. Nadie sabe la presión que he vivido durante todo este tiempo. Esto sólo lo sabe una persona que pasa por una situación como ésta. Me siento el hombre más feliz del mundo. El daño ya está hecho porque ese era el objetivo de la persona que me demandó. Todo esto me ha afectado muchísimo a mi trabajo y a mi vida. No es ninguna tontería que te tachen de estafador públicamente. Es un delito por el que te piden de tres años y medio a cinco de cárcel, pero yo soy inocente”, ha dicho para este portal.

“Un pacto entre caballeros”. Así es como siempre ha definido el artista la relación comercial que mantuvo con el constructor Andrés Ballester, quien le reclamaba una deuda de más de 88.400 euros y tres años y medio de cárcel. En su declaración ante el juez, Francisco expuso que, en enero de 2004, llegó a un acuerdo firmado sin leerlo para el pago de 80.000 euros por un Maserati que le compró a Ballester. Según este acuerdo, Francisco se comprometía a pagar el precio de este coche de alta gama con las comisiones de un diez por ciento que percibiría por su mediación en la venta de las viviendas del constructor en Altea. Debido a lo mal que iba el negocio, el artista firmó un nuevo contrato en 2006 con el constructor en el que le ampliaba el plazo de pago por un año aumentándose 8.400 euros en concepto de intereses.

Sin embargo, en 2005 el cantante vendió el coche en un negocio de compra-venta de vehículos de Murcia sin que Ballester lo supiera y sin saldar la deuda. Francisco le ofreció al denunciante zanjar la deuda entregándole una de sus viviendas. Pero Ballester no aceptó que le pagara con ladrillo porque quería el dinero. El abogado de Francisco siempre ha argumentado que en todo momento primó la buena fe del cantante y que el impago de la deuda se debió a la forma de pago que establecían los dos contratos firmados con Andrés Ballester. 

 

San Francisco