Logo El Confidencial
NOTICIAS

Tensión en el funeral de Pepe Sancho

Pepe Sancho decidió morir en silencio, sin levantar ruido y con la única compañía de la mujer con la que había compartido los últimos años de

Autor
Tiempo de lectura4 min

Pepe Sancho decidió morir en silencio, sin levantar ruido y con la única compañía de la mujer con la que había compartido los últimos años de su vida. Sin embargo, tras su desaparición se ha levantado una polvareda mediática que al actor, enemigo en los últimos tiempos de cierto sector de la prensa, no le hubiese gustado protagonizar.

Las rencillas familiares se escenificaron incluso en la misa funeral celebrada en la Iglesia de San Sebastián de Madrid, donde no pasó desapercibida la presencia de Javier, el hijo que Pepe tuvo con Pilar Pérez Sanabria hace unos cuarenta años y que el actor había reconocido tras una reclamación judicial a finales de 2011.

No hubo encuentro entre Javier y la viuda, Reyes Monforte, a pesar de que, según ha podido saber Vanitatis, en varias ocasiones el hijo del actor lo haya intentado. Sin embargo, sí hubo otro muy especial: el de Javier con su tío Lluís, hermano del desaparecido actor, a quien hacía más de tres décadas que no veía. “Él se acercó a mí en la iglesia y me dijo: ‘¿Sabes quién soy?’. Yo me puse a llorar. Hacía treinta y cuatro años que no le veía y salieron las emociones”, comenta el hermano del actor a este medio.

Según Lluís, la decisión que tomó Pepe en un momento de su vida, hizo imposible que entre padre e hijo existiese una buena relación. “Mi hermano apartó de su vida a Pilar para casarse con María Jiménez. Hasta ese momento entre padre e hijo existía una relación normal, pero la decisión de dejar a una mujer por otra y querer llevarse al niño provocó que Pilar se enfadase y le quitase la paternidad. A partir de ese momento la relación fue inexistente”, comenta Lluís.

Encontronazo entre hermano y viuda

Javier no tuvo oportunidad de dar el pésame a la viuda este miércoles en la misa funeral y el hermano del actor tampoco. Las últimas declaraciones de Lluís en un programa de televisión parecen haber deteriorado aún más la relación entre Reyes y él. “Llegué a la iglesia en el último momento y me encontré de frente con Reyes, que me declinó la mirada. Esperé a que finalizase la misa para acercarme a ella con la intención de darle un beso, pero cuando llegué a su lado me torció la cara y me dijo: “Vamos a dejarlo”.

Para Lluís hubo un antes y un después en la estrecha relación que mantenía con su hermano y que lejos de lo que puedan pensar muchos no vino motivada por el matrimonio con Reyes Monforte, sino con la demanda que, contra Pepe, interpuso su anterior mujer. “Todo cambió a raíz de la demanda interpuesta por María Jiménez contra Pepe hace años. Yo fui a declarar como testigo de la defensa, ella le acusaba de ciertos episodios que yo había vivido y no eran ciertos. A raíz de hacerse pública la sentencia, la relación con mi hermano y Reyes cambia de manera paulatina pero constante. Nos excluyen de las celebraciones y actos a los que no habíamos faltado nunca. Imagino que ya no me necesitaba. Mi declaración ante el juez ya la tenía”, comenta Lluís, que añade.

Ese juicio fue el punto de inflexión también en la relación entre Pepe y su otro hijo, Alejandro, fruto de su relación con María Jiménez. “No me sorprendió que Alejandro no fuese al funeral. Después de presentarse en Valencia a dar el último adiós a su padre y ver lo que vio, no me extraña que no haya ido a la misa”, declara Lluís.

Una herencia problemática

El último capítulo de la historia de Pepe Sancho está por escribir y es muy posible que esté basado en la herencia del actor, que aún no se ha repartido y sobre la que su hermano Lluís no tiene ninguna duda. “Estoy convencido de que mi hermano ha dejado de heredera universal a su mujer y de que ni a Alejandro ni a Javier ni a nadie más habrá nombrado en el testamento. A mis sobrinos les pertenece la legítima, pero van a tener que reclamarla”.

Mientras tanto, Lluís Asunción prepara el último homenaje a Pepe. El próximo 19 de mayo se celebrará un memorial en Manises, al que podrán acudir todas las personas que admiraban al actor y que debido a su rápido fallecimiento no tuvieron la oportunidad de despedirse, según su hermano, "por las prisas con las que se produjo la cremación".

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios