Genoveva Casanova cambia la Historia de España y Anasagasti pide la República
  1. Noticias
NOTICIAS

Genoveva Casanova cambia la Historia de España y Anasagasti pide la República

Los Premios Naranja y Limón, instaurados por la Peña Primera Plana, cumplen cuarenta años. Cuando un grupo de periodistas encabezado por Jorge Fiestas, Agustín Trialasos, Javier

Los Premios Naranja y Limón, instaurados por la Peña Primera Plana, cumplen cuarenta años. Cuando un grupo de periodistas encabezado por Jorge Fiestas, Agustín Trialasos, Javier de Monti o Paco de la Fuente decidieron reunirse a mediodía en la antigua sede del club internacional de la prensa, no imaginaban la trascendencia de sus encuentros. Al principio, era una forma de intercambiar noticias, hablar de la profesión y arreglar el mundo en unos almuerzos donde cada uno se pagaba su menú. Un día, alguien propuso que se podía entregar unos premios a las personas relevantes que facilitaban la labor a la prensa y al contario. Así nacieron los Naranja y Limón,  como alternativa positiva y negativa a este trato exclusivamente laboral por parte de los famosos a los profesionales de la información.

Cuatro décadas después continua la tradición con algunos reconocimientos más: Ana Rosa Quintana, personaje del Año (Premio Jaguar), Tamara Falcó y el club Atlético de Madrid (Naranjas), Borja Thyssen, Blanca Cuesta y la clase política (Limones), Mabel Lozano (Premio Jorge Fiestas) y Genoveva  Casanova (Premio Follie Follie a la excelencia 2012).  Cada uno de los protagonistas tuvo su momento destacado a la hora de recoger su premio. Eso sí, quienes bordaron la noche fueron Iñaki Anasagasti que, junto a su colega de Ciu Josep Maldonado, recogió el premio Limón al desastre de imagen que representan los políticos y Genoveva Casanova.

Anasagasti fue muy crítico con la situación que vive España y, como no podía ser de otra manera, desacreditó a los miembros de la Familia Real: “No se puede tolerar que se mantenga y se diga que la justicia es igual para todos, cuando no es así. Si el señor Roca ha asumido la defensa de la infanta Cristina es porque sabe que lo va a ganar. Es inmoral lo que están haciendo. Igual que el veto y la cesura que imponen desde la Casa del Rey. ¿Por qué nadie habla del libro que ha escrito el primo de la princesa de la editorial Akal? ¿Por qué presionan a los medios? ¿Por qué asustan? Esta editorial es la misma que publicó mi libro La monarquía protegida por la censura y ahora las tiendas compran el libro Adiós, princesa de David Rocasolano para no venderlos. ¿Cómo se explica? Creo que el Príncipe no es consciente de que la censura tiene un recorrido muy corto. Se critica a Maduro en Venezuela y aquí estamos con presiones que vulneran  la Constitución”, sentenció el senador del PNV. Además, acompañado de su colega de CiU, reconoció que hay que hacer algo para solucionar el gravísimo problema de descredito que tiene la clase política. 

Lo curioso del caso es que la historia se repite. Ciertas presiones ya funcionaban hace veinte años con diferentes protagonistas. Si este año era la dulce Tamara Falcó la que recogía su premio Naranja de manos de Belén Junco, hace dos décadas era su madre Isabel Preysler la depositaria del Limón junto a Miguel Boyer. Su relación sentimental era un rumor a voces que nadie se atrevía a publicar por miedo al todopoderoso ministro de Economía y Hacienda.  Aparecieron por separado, porque Preysler era aún marquesa de Griñón. Las fotos del saludo sirvieron para una portada de la revista Tiempo en la que figuraba el siguiente titular “A Boyer le toco la china”.  Poco después se canceló la publicidad institucional del ministerio con este medio del Grupo Zeta sentenciándolo a desaparecer.

Otra premiada fue Genoveva Casanova que en la noche de este lunes cambió la Historia de España. Empezó bien diciendo que  "la cultura es la base de la Historia y del Legado de los Alba. Me siento profundamente afortunada por haber dirigido ese proyecto y quiero dar las gracias a toda la gente con la que he trabajado para que la exposición fuera un éxito”.

Momentos después la exnuera de la duquesa de Alba se emocionó al dedicar el premio a su madre, a Cayetana y a su exmarido, presente en la fiesta, "por ayudarme a no rendirme nunca". Demostró que sabe a la perfección de lo que habla cuando se refiere a la Casa de Alba e, incluso, puede que más que su familia política y que los propios hijos de la duquesa, acostumbrados desde su nacimiento a gatear entre Goyas y Tizianos. Genoveva estaba tan nerviosa que en un momento dado confundió fechas y hablo del “fusilamiento del 3 de mayo”, haciendo alusión a aquellos que acontecieron el día dos del mismo mes en el Madrid de 1808. “Cosas del directo”, dijeron algunos ante la perplejidad del desliz que ya había provocado algunas críticas.

A continuación, Ana Rosa Quintana, nombrada Personaje del Año, recibió el premio a manos del presidente de Land Rover, Luis Antonio Ruiz. Agradeció a los compañeros de la Peña Primera Plana que le dieran tal distinción: "No puedo superar el discurso de Genoveva, pero sí quiero decir que éste ha sido el año más difícil por el paro que asola a nuestra profesión, por los numerosos ERES y los despidos. Quiero dedicar este premio a todos los periodistas que están en paro y a los jóvenes que acaba la carrera y no tienen ningún horizonte profesional".

Además de los premiados, acudieron a la cena los responsables de la Peña con Pedro de Frutos a la cabeza; Encarna Polo; Glenda Gaby; Antonio Montiel; Micki Molina; Valentín Paredes, que empieza en breve el rodaje de la comedia El ministro; Luis María Anson; Ángel Nieto; Cayetano Martínez de Irujo; el fotógrafo Víctor Cucart; el cantante Rafael Garcel;  Eva Revuelta, la cara eficaz de la joyería Folli Follie; Marili Coll; la bailaora María Rosa, cuyo estudio de baile sigue siendo un éxito; el periodista Álvaro Luis, preparando la entrega de sus Bombines de San Isidro; entre otros muchos invitados que disfrutaron de una cena en el Hotel Mirasierra, sede de la Peña Primera Plana. 

Genoveva Casanova Iñaki Anasagasti Banco de España