Tamara Falcó se confirma ante Dios, pero sin su familia
  1. Noticias
NOTICIAS

Tamara Falcó se confirma ante Dios, pero sin su familia

Después de varios meses de preparación, este sábado llegó por fin el día más esperado por Tamara Falcó: el de su confirmación.

Después de varios meses de preparación, este sábado llegó por fin el día más esperado por Tamara Falcó: el de su confirmación. A las 19 horas, el patio de la Almudena, el mismo por donde desfiló el coche que llevaba a la princesa Letizia vestida de novia hace ya 9 años, sirvió de marco para la celebración de la Homilía presidida por el Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela.

Nada menos que 1.100 jóvenes de diferentes parroquias esperaban este momento con gran ilusión. Sin embargo, y muy a su pesar debido a su discreción, la absoluta protagonista fue Tamara Falcó, que llego acompañada tan sólo por su madrina y se sentó en la fila veinte de las que se encontraban dispuestas para el acto frente a la catedral.

 /></span> </p>          <p > <span style=Sorpresivamente, y por expresode la propia Tamara, ni su madre, Isabel Preysler, ni ningún miembro de su familia la acompañaron. "Es un día muy especial para mí, y no quiero que esta ceremonia se convirtiera en un circo mediático" explicó Tamara a sus familiares ante la posibilidad de que fuesen testigos de la confirmación. Y es que la expectación era tal que el departamento de comunicación de la Archidiócesis de Madrid tuvo que instalar una tribuna para la docena de fotógrafos y cámaras que se congregaron para inmortalizar ese momento de la vida de Tamara.

De hecho, una persona muy allegada a ella, contó a Vanitatis que la hija de Isabel Preysler llegó a pensar en cancelar su asistencia porque "no quería que su presencia molestara a los demás, pero también tenía la ilusión de recibir este sacramento junto a sus compañeros de parroquia, con los que se había preparado durante meses. Por eso, y después de saber que las fotografías serían repartidas a todos los medios por igual, y que estaría todo bien organizado, finalmente decidió asistir".

 /></span> </p>          <p > <span style=Muy serena y bastante emocionada, Tamara se acercó con su madrina al estrado después de escuchar la Homilía ofrecida por el Cardenal. Después de escuchar su nombre y ser presentada convenientemente por su madrina, recibió la confirmación de manos de Rouco Varela, que le ungió con el crisma, aceite que se consagra el miércoles santo, y con el que también le hizo la señal de la cruz en la frente. Después, la joven regresó a su asiento para terminar de escuchar la misa y recibir la comunión.

En un día tan importante para ella, Tamara quiso vestir de la manera más sencilla posible. Con un vestido blanco que tuvo que cubrir durante toda la ceremonia con un abrigo negro debido a las bajas temperaturas, la hija de Isabel Preysler no dejó de entrelazar sus manosen ningún momento y, durante varios momentos de la Homilía, estaba visiblemente emocionada. Los otros 1.100 jóvenes que la rodeaban no fueron impedimento para que se mostrase natural y feliz. Después de la ceremonia, Támara se marchó sin dar declaraciones. Tocaba celebrar el día en la más estricta intimidad.