Logo El Confidencial
ACTUALIDAD

Rafi Camino y Natalia Álvarez, juntos pero no revueltos en la comunión de su hijo

Breve y agridulce tregua en la guerra abierta entre Rafi Camino y su exmujer, Natalia Álvarez. Su hijo Rafael ha conseguido que sus padres estén juntos

Breve y agridulce tregua en la guerra abierta entre Rafi Camino y su exmujer, Natalia Álvarez. Su hijo Rafael ha conseguido que sus padres estén juntos sin que salten chispas en el día de su primera comunión. A la ceremonia, celebrada este domingo en el colegio Mirabal de Madrid, el pequeño acudió con un traje sastre de color azul oscuro y una corbata azul klein de la mano de su madre Natalia.

A pesar de ser el primer encuentro del exmatrimonio tras sus batallas en los juzgados, la familia Camino intentó evitar cualquier tipo de roce con los Álvarez hasta el punto de que sólo Miriam, hermana del torero y que reaparece tras haber perdido el bebé que esperaba, se acercó a hablar con Natalia, algo que tiene mucho que ver con la buena relación que mantiene su sobrino Rafael con su hija Alejandra, que hizo la comunión el año pasado.

Rafi Camino, con traje oscuro como su hijo, acudió con su actual pareja, la norteamericana Sandra Campbell, con la que contraerá matrimonio civil el próximo mes de octubre después de que Julio Aparicio les presentara en el año 2009. También su madre, Mari Ángeles Sanz, y su hermano Francisco asistieron a la ceremonia religiosa.

Dos años de litigios

Tras seis años de matrimonio y su divorcio en 2009, Natalia Álvarez demandó a Rafi Camino un año más tarde por malos tratos al tiempo que pedía una orden de alejamiento. Después de largas batallas dentro y fuera de los juzgados y más de un plató de televisión, la jueza denegó a Natalia Álvarez la existencia de vejaciones e injurias ya que no existía “documento alguno que acredite dichos hechos. La denuncia ha prescrito porque no se presentó antes de que se cumplieran los seis meses desde el hecho denunciable”, reveló a Vanitatis el abogado del diestro Marcos García Montes.  

Con esta decisión se puso punto y final a dos años de litigios que podrían haber continuado si Rafi Camino hubiera acreditado una denuncia falsa por calumnia, algo que no hizo por respeto a su hijo.

Este círculo vicioso terminó por cerrarse el pasado mes de febrero cuando Natalia Álvarez y el torero -que tiene en mente volver a los ruedos- pusieron en venta el domicilio conyugal de Boadilla del Monte para frenar el embargo que pesaba sobre la propiedad. 400.000 euros que llenaron sus bolsillos, a partes iguales, pero que se quedó en una cifra muy inferior por las deudas que pesaban sobre el inmueble.  

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios