Jessica Bueno se sube a la parra y ya pide 4.000 euros de manutención a Kiko Rivera
  1. Noticias
NOTICIAS

Jessica Bueno se sube a la parra y ya pide 4.000 euros de manutención a Kiko Rivera

Profesionalmente no le va mal y su último concierto sevillano fue un éxito total. El Palacio de Congresos, lleno hasta la bandera de seguidores inquebrantables a los que

Foto: Jessica Bueno se sube a la parra y ya pide 4.000 euros de manutención a Kiko Rivera
Jessica Bueno se sube a la parra y ya pide 4.000 euros de manutención a Kiko Rivera

Profesionalmente no le va mal y su último concierto sevillano fue un éxito total. El Palacio de Congresos, lleno hasta la bandera de seguidores inquebrantables a los que les importa poco que la cantante tenga sentencias condenatorias. En los temas legales, Isabel Pantoja está muy molesta con las filtraciones que supuestamente salen de la Fiscalía y que hacen que la prensa tenga antes que sus abogados determinados documentos. En este sentido no ha recibido aún la petición de aumento de pena que solicitaba para ella y, por lo tanto, no se puede dar traslado al recurso. La indignación es grande e incluso se estudia pedir un informe sobre este asunto. 

Según se publicó en su día, la Fiscalía tenía intención de solicitar al Tribunal Supremo que se le aumente la pena fijada en 24 meses de prisión en la sentencia anterior a una superior. La pretensión de este órgano judicial es que la resolución impuesta a la tonadillera sea equivalente a la de la exmujer de Julián Muñoz, Mayte Zaldívar, que deberá pasar entre rejas cerca de tres años acusada por el mismo delito. 

Por ahora esta notificación no ha llegado. Y si en el aspecto laboral Pantoja funciona, en el personal sigue en un momento muy complicado. La separación de su hijo Kiko y las pretensiones económicas de Jessica Bueno, la madre de su nieto Francisco, la traen de cabeza. Quiere que se solucione cuanto antes el tema y que la expareja no llegue a un contencioso legal que para ella sería muy triste.  

Así se lo ha dicho y casi exigido a su hijo. Que arregle por todos los medios el convenio regulador y que acepte dentro de los parámetros lógicos lo que pide Jessica. Pero la joven sabe que tiene el poder y por lo tanto no está dispuesta a ceder. Aseguran que está mal aconsejada y que en lugar de buscar soluciones utiliza para presionar el interés mediático que rodea todo lo que tiene que ver con el mundo Pantoja. En una de las últimas reuniones entre los abogados y con la presencia de Kiko no se llegó a ningún ajuste de opiniones. 

Jessica cada vez pide más. Si en un principio los tres mil euros de manutención le parecían bien, ahora no, y baraja los 4.000 mensuales. Y también quiere que su expareja pague el alquiler de la vivienda y que los gastos extraordinarios sean a medias. Kiko Rivera aduce que no tiene ingresos fijos y que por lo tanto esa cifra es descabellada. Así están las cosas y con el bebé como moneda de cambio. “Si al principio no había problemas y la madre daba todas las facilidades del mundo para ver al hijo, ahora muchas veces Francisco está durmiendo", aseguran fuentes del entorno. Isabel Pantoja sabe cómo puede acabar la historia y por eso le ha pedido a su hijo que ponga solución cuanto antes.

 

Kiko Rivera