El forense da carpetazo a la muerte de Mario Biondo: se suicidó
  1. Noticias
NOTICIAS

El forense da carpetazo a la muerte de Mario Biondo: se suicidó

Mario Biondo se suicidó. El informe del forense que realizó la autopsia al marido de Raquel Sánchez Silva tras su muerte el pasado 30 de mayo

Foto: El forense da carpetazo a la muerte de Mario Biondo: se suicidó
El forense da carpetazo a la muerte de Mario Biondo: se suicidó

Mario Biondo se suicidó. El informe del forense que realizó la autopsia al marido de Raquel Sánchez Silva tras su muerte el pasado 30 de mayo zanja un mes de especulaciones sobre las causas que provocaron su fallecimiento. Vanitatis ha tenido acceso a ese documento, que es preliminar, ya que aún faltan por adjuntar las resultados del examen toxicológico, y el forense se muestra taxativo en sus conclusiones. Descarta “la participación de un tercero” en dicha muerte y no contempla, con los datos que arroja la autopsia y tras haber procedido al levantamiento del cadáver y haber observado la forma en la que las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de Mario, otra posibilidad que no sea el suicidio. No realiza tampoco ni una sola referencia a un posible accidente sexual.

Con este informe, que el forense remitirá en su debido momento al juzgado de instrucción número 21 de Madrid, al que se le asignó todo lo relativo al caso, la muerte de Mario Biondo quedaría definitivamente cerrada. A pesar de que la hermana del fallecido, Emanuela, ha declarado en los últimos días a través de las redes sociales que no creía en la hipótesis del suicido ni del accidente sexual, introduciendo una tercera versión, la de un posible asesinato, este informe tira por tierra sus tesis y hace inviable la reapertura de la investigación que pretende.

Ya en el atestado policial redactado la noche del 30 de mayo, a las 22:15 horas de la noche, se dejaba claro que la participación de un tercero en la muerte de Biondo estaba descartada. En ese atestado, al que también ha tenido acceso Vanitatis, los policías narran que se personaron en el domicilio de la pareja instantes después de que V.G.G, empleada del hogar, realizase una llamada a las 17:10 horas alertando de lo sucedido. Y escriben: “Que se realiza una requisa superficial del inmueble, que el domicilio se encuentra en orden, no observando signos de lucha, que tampoco se encuentra nota de suicidio, ni medicamentos o sustancia estupefaciente alguna, que las ventanas se encuentran cerradas y la puerta no parece estar violentada”.

Algunos medios han asegurado que Mario se encontraba desnudo en el momento del fallecimiento, que se produjo en la madrugada del día 30, lo que había dado pábulo a la hipótesis de un accidente sexual. Sin embargo, el informe describe a la perfección que el cuerpo “se encuentra en suspensión parcial, vestido con una camiseta roja y pantalón de pijama verde oscuro a rayas, con un pañuelo anudado en un extremo alrededor de su cuello y el otro en una de las estanterías del salón”.

Raquel, en "evidente estado de ansiedad"

A las 17:35 horas de esa tarde se personaría en el domicilio el Summa, que certificaría la defunción mediante un electrocardiograma y a las 18:15 h. hizo lo propio el forense del juzgado de instrucción número 21, que ha sido el encargado de redactar el informe que contempla el suicidio como una posibilidad para explicar la muerte de Mario. Seguidamente, los policías tomaron declaración a la empleada del hogar que alertó a la policía de lo sucedido, quien declaró “que la última vez que vio con vida a Mario fue sobre las 15 horas del día de ayer en compañía de Raquel, su esposa, y que se iban a comer, que no tiene conocimiento de que Mario tuviera problemas serios y tampoco que consumiera algún tipo de medicación o sustancia estupefaciente y que ha acudido al domicilio dado que Raquel estaba preocupada por su marido, ya que no respondía al teléfono y no había acudido a su puesto de trabajo”. Este testimonio desmonta la versión de que la pareja atravesaba una crisis matrimonial y que ella se había marchado días antes de la vivienda, como se ha publicado.

A las 20:15 horas se persona en el domicilio Raquel Sánchez Silva, “en evidente estado de ansiedad”, según el documento, por lo que se requirió asistencia psicológica. Ella narra ante las autoridades que la noche anterior, “alrededor de las 01:10 de la madrugada, se despidieron cariñosamente por el medio de mensajería instantánea WhatsApp”. Asegura, además, que ambos “estaban bastante ilusionados por los proyectos de futuro en común que tenían”. Fue precisamente Vanitatis quien informó en exclusiva un día después de la muerte de Mario Biondo de que Raquel se estaba sometiendo a un tratamiento para ser madre. De hecho, fuentes cercanas a la pareja confirman a este medio que ambos tenían cita con el ginecólogo el día 5 de de junio, poco después de la muerte de Biondo, para determinar la fecha exacta en la que se iba a llevar a efecto la inseminación. Raquel concluye su declaración ante las autoridades reconociendo que Mario “tenía un carácter cambiante y que a veces estaba deprimido”.

Este atestado fue enviado al juzgado a la espera del informe forense. Una vez redactado este último, la investigación quedará archivada, puesto que no hay ningún indicio de que la muerte no fuera voluntaria. La hermana de Mario, Emanuela, ha asegurado que viajará en unos días a España junto al resto de su familia para aclarar las circunstancias de la defunción de su hermano, pero la investigación estará entonces probablemente cerrada, muy a pesar de que ella insista en lo contario. Fuentes del entorno de la familia del marido de Raquel aseguran que las declaraciones de su hermana van encaminadas a la comercialización de su testimonio. “Raquel pagó el funeral, la repatriación del cadáver a Italia y ha puesto a disposición de la familia todas las pertenecidas de Mario, que están en un guardamuebles a la espera de que vengan a recogerlas. Su hermana dice que el dolor de Raquel es falso, pero ellos le han reclamado hasta el iPad de su marido. "Y se lo dará”, aseguran a Vanitatis fuentes cercanas a la presentadora.