Logo El Confidencial
NOTICIAS

Ernesto de Hannover intenta agredir a dos turistas en Ibiza al confundirlos con paparazzi

El marido de Carolina de Mónaco ha vuelto a hacer de las suyas. Este viernes por la tarde, en San Antonio, Ibiza, Ernesto de Hannover abandonaba

Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

El marido de Carolina de Mónaco ha vuelto a hacer de las suyas. Este viernes por la tarde, en San Antonio, Ibiza, Ernesto de Hannover abandonaba un restaurante sobre las cinco de la tarde con Montojo, su hombre de confianza cada vez que viaja a la isla, a la que ha llegado para pasar varias semanas. A pesar de su carácter hedonista, que lo ha llevado a meterse en no pocos líos, nada hacía presagiar lo que sucedería a continuación. Tras salir de una farmacia y después comprar tabaco con toda normalidad, Hannover se dirigió a un local de moda con su hombre de confianza. El lugar en cuestión es de sobra conocido por sus mojitos.

Tras salir de allí, un fotógrafo comenzó a seguir a los dos hombres desde una moto. Al parecer, durante el trayecto, el paparazzi se percató de que Ernesto iba con las piernas fuera de la ventanilla del copiloto y, previendo la gran foto que podría conseguir, adelantó al vehículo de Hannover, que acabó derrapando. El famoso copiloto, al verse perseguido por alguien de la prensa, salió rodando por la puerta del coche e intentó alcanzar al fotógrafo sin éxito. Este llamó a un compañero para que lo ayudase a hacer un buen reportaje del marido de Carolina. Una vez llegó su compañero, los dos paparazzi volvieron a iniciar la persecución. (vea la secuencia completa)

Los fotógrafos no eran los únicos en el tramo de la carretera por el que circulaban Hannover y su amigo: tras el coche de Ernesto iba un Seat León, detrás, otro coche más y, finalmente ellos subidos en la moto. Al verse perseguido de nuevo, Hannover hizo parar el coche y, enfurecido, se dirigió hacia el Seat León confundiendo a unos turistas con los paparazzi e intentando agredirlos. Al darse cuenta de que los verdaderos paparazzi fotografiaban el peculiar momento y que los ocupantes del Seat León solo eran unos turistas alucinados por su comportamiento, Hannover volvió a su vehículo y se le perdió la pista definitivamente en un coto de caza al que accedió con el coche.

No es la primera vez que Ernesto de Hannover monta un tipo de escena parecida en la que están involucrados los paparazzi. Su paraguazo a varios cámaras se convirtió en una de las imágenes más repetidas de los programas del corazón de hace unos años. También lo fue la impagable escena del pretendiente al título de Príncipe de Hannover orinando en público y en una actitud muy poco principesca. Sus excesos, los que lo han convertido en todo un personaje, son los que han impedido que coincida en estas vacaciones con Carolina de Mónaco. Estaba previsto que la princesa aterrizase esta domingo en la isla pitiusa. Sin embargo, parece que se lo ha pensado dos veces a la hora de coincidir con Ernesto y ha preferido eliminar la isla de su hoja de ruta vacacional. Hannover permanecerá un mes en Ibiza y parece que sus primeros días en la isla no han empezado con muy buen pie. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios