Logo El Confidencial
SU EMBARCACIÓN FUE VENDIDA POR JOSÉ CAMPOS

Carmen Martínez Bordiú se queda sin barco durante sus vacaciones en Mallorca

Mallorca ha recibido de nuevo a la ‘nietísima’, que ha llegado a la isla estos días acompañada de su hija Cynthia pero sin su barco y sin el que fuese su marido, José Campos

Foto: La 'nietísima' en una fotografía de archivo (I. C)
La 'nietísima' en una fotografía de archivo (I. C)

Mallorca ha recibido de nuevo a  Carmen Martínez Bordiú. La ‘nietísima’ ha llegado a la isla estos días acompañada de su hija Cynthia pero sin su barco y sin su marido. Se trata del primer verano de separada de Bordiú y eso tiene mucho que ver con la ausencia de la embarcación, que Carmen regaló a su ex, José Campos y que este ha vendido ahora por la mitad de su precio sin decirle absolutamente nada, lo cual ha indignado a Bordiú. Su abogada, Teresa Bueyes, manifestaba hace poco a este portal que tendrían “que reclamarle 18.000 euros” en concepto de mantenimiento del barco, que se ha vendido en cerca de 40.000 euros. Ahora, Carmen tiene que usar los barcos de sus amigos.

Al parecer, Campos había solicitado, hace años, un crédito personal de 180.000 euros que avaló Carmen y como prueba de confianza, le aseguró que jamás vendería el barco porque, si en algún momento no podía pagar presentaría el velero como garantía. Sin embargo, la promesa se rompió a la vez que se rompía el matrimonio entre ambos, que ha traído más de un disgusto a Carmen, ya que Campos no se cortó un pelo a la hora de hablar sobre Bordiú .

También habló de la embarcación para Vanitatis en abril de este mismo año: “Lo lógico es que si hay un barco que está a mi nombre me lo quede yo. En un primer momento decidí vender el barco, pero como es un regalo no lo voy a hacer, porque el dinero no es algo que me importe. Ya he empezado con los trámites para traerlo a Santander en diez días, porque está en Palma de Mallorca. Quiero disfrutarlo y tenerlo yo, aunque sea lo poco que tengo, pero fue mi regalo de boda y lo quiero tener conmigo. Se llama TQ, que era como yo llamaba a Carmen. Además, si tengo cosas en la que era nuestra casa, las tendré que recuperar. No estoy pidiendo ni dinero ni pisos ni que me mantenga. Yo me busco la vida muy bien solo. Lo único que quería era un abrazo de despedida”, aseguró.

Por el momento, Carmen se ha quedado sin el barco de la disputa y a juzgar por su situación sentimental parece que, al menos en Mallorca, la ‘nietísima’ navega únicamente con su hija Cynthia y que las aguas de su vida parecen calmadas por el momento.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios