Logo El Confidencial
conflicto por las vacaciones

Los delirios de Paulina irritan a Colate

El empresario y la cantante mexicana, que aún siguen siendo marido y mujer legalmente, continúan con una tensa y difícil relación, con continuos intercambios de demandas

Foto: Paulina Rubio y Colate, en una imagen de archivo (I.C.)
Paulina Rubio y Colate, en una imagen de archivo (I.C.)

Nicolás Vallejo-Nágera y Paulina Rubio siguen siendo marido y mujer legalmente. En estos momentos, ninguno de los dos podría casarse si así lo decidieran, so pena de ser bígamos. Hace unos meses llegaron a un acuerdo económico y lo firmaron en apenas una semana; sin embargo, lo correspondiente a su relación conyugal sigue sin resolverse. Y eso que ya han pasado casi dos años desde que el empresario interpuso la demanda de divorcio en la Corte de Miami. “Desde el primer momento, quise que fuera rápido y puse todo de mi parte. Sería feliz si, por fin, zanjamos ese asunto, que lo único que produce es desgaste”, explica Colate a Vanitatis.

La relación entre ambos sigue en un punto muerto, el trato es nulo. Tan sólo se comunican a través de sus abogados y de las cuidadoras que ambos tienen para el pequeño Nicolás por cuestiones domésticas. Pero, hasta en este punto, hay diferencias, ya que cuando el niño está con su madre todo es más complicado. Hay ocasiones, como ha ocurrido este verano, en que Colate no ha podido hablar telefónicamente con su hijo durante días. Y aquí es donde surgen los verdaderos desencuentros, que han desembocado en un nuevo cruce de demandas. Primero fue Paulina y después el empresario.

Este verano, Colate y la cantante mexicana llegaron a un acuerdo para repartirse las vacaciones. En julio y hasta el 2 de agosto le tocaba al padre, como habían concretado en un acuerdo verbal. Vallejo-Nágera viajó a España y se instaló con el pequeño en Menorca. Su sorpresa fue mayúscula cuando Paulina le hizo llegar un mensaje el 29 de julio donde le recriminaba que no le había devuelto a Nicolás en la fecha que estaba prevista y que, por lo tanto, le iba a demandar. Al no existir documento legal, Colate no tuvo más remedio que coger un avión hasta Miami con el niño. Cuando llegaron a la ciudad norteamericana, Paulina le exige que debía entregarle a su hijo en Los Angeles, donde se encuentraba actuando. Colate cumple con sus deseos y volvió a coger otro avión para llevar al pequeño Nicolas con su madre, pero cuál no sería su sorpresa cuando se entera por la prensa que unos días después la cantante ha vuelto a España y está pasando unos días con el novio y el niño en Ibiza. “¿No hubiera sido más fácil que me lo hubiera dicho y así evitar a Nicolás dos viajes tan largos, uno de ida y otro de vuelta?”, se preguntaba Colate en declaraciones a este medio

Pero no acaban aquí los desencuentros. La madre decide saltarse a la torera el convenido que sí está firmado y el empresario se encuentra con que no puede ver al hijo en la fecha señalada. Con lo cual, no ha tenido más remedio que interponer a su vez otra reclamación judicial.

La guerra abierta que mantiene la artista mexicana contra Vallejo-Nágera tuvo su momento más complicado el pasado mes de febrero, cuando se encontraron en los juzgados de Miami para dirimir el cambio de custodia compartida que había solicitado la cantante y que el juez consideró en su sentencia que se mantenía como estaba. Fue un encuentro tenso. En la propia sala de vistas los ataques de la mexicana hacia su expareja no cesaron. Le acusó de mal padre e instó al juez para que considerara quitarle el 50% de la custodia. No fue así y el empresario sigue manteniendo la misma situación paternal con su hijo.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios