Logo El Confidencial
no obtiene financiación

El chef Sergi Arola, sin posibilidad de crédito para reflotar su restaurante Arola Gastro

Con dos estrellas Michelin, su restaurante Gastro, en Madrid, se vio obligado el pasado 26 de abril a echar el cierre debido a una deuda de 308.000 euros

Foto: El chef Sergi Arola en su restaurante Gastro
El chef Sergi Arola en su restaurante Gastro

Con dos estrellas Michelin, el restaurante Gastro de Sergio Arola, uno de los seis establecimientos que tienen este distintivo en Madrid, se vio obligado el pasado 26 de abril a echar el cierre debido a las elevadas deudas del chef con Hacienda. Dos semanas más tarde, y después de llegar a un acuerdo con la Agencia Tributaria para “salvar” una deuda de 148.000 euros con ellos y de 160.000 con la Seguridad Social, volvió a abrir sus puertas al público. Para que Hacienda desistiera sobre sus planes de embargo, Arola acordó hacer un pago inicial de 20.000 euros y abonar el resto en tres años, a razón de 3.550 euros al mes, cifras que confirmaron a Vanitatis fuentes cercanas a la negociación.

Ahora, el reconocido chef pretende sacar adelante su casa madre mediante “un espacio gourmet situado en la parte de abajo” del restaurante, donde anteriormente estaba la coctelería, parte fundamental de la apuesta gastronómica de este establecimiento. El “leitmotiv” que el chef tiene para Arola Gastro sería crear un espacio de degustación en el que no sea necesario hacer una reserva previa, algo que, a día de hoy, está en la mente de Arola, pero que no puede materializarse por falta de financiación.

Arola se ha encontrado con un problema: no tiene “acceso a crédito”, por lo que no puede realizar su proyecto. “Yo, que sí tengo empuje para generar negocio, no puedo porque no tengo crédito. El problema es que quien tiene crédito es porque no ha arriesgado y porque tampoco tiene vocación de riesgo”, ha asegurado el chef a Efe. No obstante, Arola puso en venta su chalet de dos plantas de Chamartín por 825.000 euros, tras rebajar el precio 75.000 euros, y su Harley-Davidson a través de Twitter.

Aún así, espera mantener abierto Arola Gastro gracias a los beneficios que generan los restaurantes que tiene en el extranjero. “Espero que vengan tiempos mejores y confío que, pese al revés de Madrid 2020, este ciudad, tarde o temprano, vuelva a convertirse en la capital que tiene que ser. Si no es así, estamos perdidos”.

La idea de este nuevo proyecto, que contaría con la ayuda de Sara Fort, su esposa y jefa de sala de Arola Gastro, así como con la creación de 17 puestos de trabajo, sería crear “una especie de atelier de degustación” en la que el chef organizaría talleres para mostrar a los comensales su “manera de cocinar”. Algo similar a lo que se está haciendo en Vi Cool, su otro restaurante –situado en la calle Huertas, en Madrid– con precios más asequibles y centrado en tapas de autor y buen vino, presente ya en Hong Kong.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios