Nieves Herrero: "Llegué a presentarle la renuncia a Hermida hasta tres veces'
  1. Noticias
LA PERIODISTA ESTRENA NOVELA Y PROGRAMA

Nieves Herrero: "Llegué a presentarle la renuncia a Hermida hasta tres veces'

Estrenar libro, estrenar programa y tener alma de recién llegada. Sorprende que la periodista mantenga intacta la ilusión de sus primeros años de profesión

Estrenar libro, estrenar programa y tener alma de recién llegada. Sorprende que Nieves Herrero mantenga el mismo brillo en los ojos que la ‘chica Hermida’ que una vez fue a finales de los 80, o la conductora de aquellos ‘De tú a tú’ o ‘Cita con la vida’ que cambiaron para siempre el concepto de magacín que se tenía hasta entonces. Ella, con su libro Lo que escondían bajo el brazo y con un nuevo programa que empezó el domingo pasadoen las tardes de 13 TV con ‘Hola Nieves!’, tiene claro que hay que “seguir remando”. “Dejo la información política y económica y me voy a mis magacines de toda la vida. Vamos a tener crónica social, actualidad, sucesos, moda y una lista de nostalgia”, describe ilusionada su nuevo proyecto una mujer que llegó a presentarle “hasta tres veces” su renuncia a Hermida y que ya es un clásico de la televisión.

La excusa para hablar un rato con una de las comunicadoras más conocidas de este país es la historia de amor de Sonsoles de Icaza con Ramón Serrano Suñer; el romance prohibido entre una de las nobles más vistosas de la etapa franquista y el que fuese ministro y concuñado del Generalísimo. La historia de amor es el hilo conductor de la novela con la que Nieves Herrero vuelve a esgrimir su pasión como escritora. “La historia jamás se ha fijado en estas mujeres que vivieron ajenas al hambre, pero quizá no fueron ajenas al sufrimiento. Por mucho que se tenga dinero, a veces no se tiene la felicidad. Sonsóles tenía 20 años cuando se casó con el marqués de Ilanzol, que tenía 45. Buscaba en el marqués una figura paterna”.

Herrero fotografiada por 'Vanitatis' (Carmen Hache)Sonsoles de Icaza buscó a la periodista, y no al revés. “Hablando con la editora Imelda Navajo le dije que todas mis investigaciones acababan confluyendo en Sonsoles de Icaza. Todo me llevaba a ella. Fue como si me buscase a mí. Buscaba un personaje de los años 40 glamuroso y siempre surgía su nombre”. Así es como se puso manos a la obra para novelar la historia de una mujer que, según Balenciaga, hacía que los hombres que paseaban por Gran Vía se girasen cuando ella pasaba. Ha tenido a muchos familiares que la han apoyado. Una, incluso, ha llegado a pedirle un autógrafo porque la historia que relata el libro es la de su bisabuela.

Herrero no se considera una escritora mediática, un fenómeno muy de estos tiempos que ella matiza, diferenciando entre los “periodistas que escriben” y los famosos “a los que le escriben el libro y no lo niegan”. “Yo creo que las editoriales necesitan, en este momento, que el público se anime a ir a una librería a comprar libros. El camino da igual. El caso es que lleguen a la librería”, asegura comprensiva. Tan comprensiva como cuando se le pregunta por la telebasura, ese término que dicen que ella bautizó haciendo que sus reporteros se personasen en el lugar del terrible crimen de las niñas de Alcasser. “El que dice que yo inventé la telebasura es un ignorante que no conoce mi carrera ni todo lo que he hecho. Me siento muy orgullosa de todos los programas que he puesto en marcha y de la gente que he descubierto. No todos los periodistas pueden decir que han sacado del corredor de la muerte a un ser humano, a Joaquín José Martínez, cuando nadie puso el foco de atención en él”, dice.

Herrero en el Convento de Boadilla (Carmen Hache)Pocas veces un periodista defiende con tanta convicción su trabajo. Nieves se enorgullece de él, amplia el término ‘basura’ al periodismo en general y asegura que “la telebasura la inventaron otros”. También está contenta de ser novia de la radio pero de haberse casado con la tele, ese medio que le sigue pareciendo una aventura llena de dificultades y adrenalina. Ahora entiendo que Rocío Jurado se pusiese tan nerviosa cada vez que salía en televisión, porque cada vez tenía más responsabilidad. Tu mochila se va llenando de ‘piedras’ y acaban pesando un montón”

Y, ¿cómo pesan esas piedras en pleno siglo XXI, cuando el periodista, muy a menudo, corre el peligro de hacerse pequeñito frente a la voracidad del medio en el que trabaja? Ella dice no aceptar nunca un ‘No’ como respuesta. “Yo he sido bastante libre y no he sentido nunca esa presión. He hecho caso a las recomendaciones hasta cierto punto. A veces acabas yendo por un camino más interesante que el que te había dicho el redactor jefe y le das algo mejor, haciendo que no te pueda decir nada”. Sin embargo, reconoce que las presiones pueden llegar y que el trabajo es duro, aunque nunca haya que bajar la guardia. “Yo con Hermida presenté la dimisión tres veces y la rechazó las tres. Otros sí la aceptaron y me tuve que ir”, pone como indudable ejemplo de esa lucha diaria que son los medios de comunicación. Y en esa lucha, Nieves Herrero tiene la clave de la victoria: ser uno mismo y seguir remando. “Para mantener la ilusión hay que sentir que siempre empiezas algo, que otra vez empiezas a ‘remar” Ese ‘remo’ la ha llevado por ríos caudalosos como los de TVE o Antena 3 y ahora la ha conducido a 13 TV. Ella parece tener claro que, pese a la que está cayendo, el caso es remar.

Fotografías realizadas en elAntiguo Convento de Boadilla por Carmen Hache.

Antena 3 Nieves Herrero Telebasura Novela TVE
El redactor recomienda