Raquel Sánchez Silva planea quedarse embarazada a finales de 2014
  1. Noticias
tras terminar sus compromisos profesionales

Raquel Sánchez Silva planea quedarse embarazada a finales de 2014

La presentadora quiere ser madre a sus 40 años. Está sometiéndose a un tratamiento de fertilidad para cumplir su sueño tras la muerte de su marido

placeholder Foto: Raquel Sánchez Silva, en una imagen de archivo (I.C.)
Raquel Sánchez Silva, en una imagen de archivo (I.C.)

Este miércoles, unas fotografías publicadas en el kiosco rosa confirmaban la noticia que ya adelantó Vanitatis el pasado mes de mayo: Raquel Sánchez Silva tiene intención de convertirse en madre. Unas imágenes de la presentadora a las puertas del centro de reproducción asistida IVI evidencian que su sueño de tener un hijo está cerca de cumplirse. A pesar de que varios medios hayan asegurado incluso que Raquel ya podría estar embarazada, lo cierto es que la comunicadora ha decidido esperar unos meses, tal y como aseguran a Vanitatis fuentes de su entorno más cercano. Dos razones han motivado esta decisión. En lo personal, aún no se ha recuperado de la muerte de su marido, Mario Biondo. En lo profesional, tiene numerosos proyectos programados para esta temporada que dificultan un embarazo.

Raquel Sánchez Silva volverá a la televisión en breve. Lo hará al frente de La incubadora, un nuevo proyecto creado por la productora de Risto Mejide, que esta semana está grabando su programa piloto, según adelantó Vanitatis en primicia. Este nuevo espacio de Cuatro verá la luz en los próximos meses. Además, es muy probable que Telecinco estrene Supervivientes en marzo o abril del próximo año, lo que llenará la agenda profesional de la presentadora. No será, por tanto, hasta que finalice la hipotética grabación del reality de aventuras, cuando Raquel Sánchez Silva se planteará los plazos de su embarazo, según confirman desde su entorno, que apunta “a finales de 2014” como fecha más probable, “siempre y cuando ella se encuentre bien”.

La presentadora reclamó la ayuda de un centro de reproducción asistida cuando aún vivía su marido, Mario Biondo. No en vano, tal y como adelantó este diario, ambos tenían cita con los especialistas escasos días más tarde de que se produjera su suicidio. Sus planes se truncaron, pero Raquel no quiere que sus cuarenta años cumplidos reduzcan sus probabilidades de ser madre, por ello se está sometiendo a un tratamiento de fertilidad para asegurar el éxito en esta empresa.

La verdad sobre los recuerdos de su marido

Este lunes, en el kiosco rosa se afirmaba que Raquel Sánchez Silva intentaba “vender los recuerdos de Mario Biondo”. Esta afirmación molestó no sólo a la presentadora y a su entorno, sino también en el Mercado de Motores donde supuestamente se llevaba a cabo esta acción. La organización del recinto ha querido compartir con sus seguidores de Facebook.

“La periodista se ha lanzado a vender ropa de hogar en un proyecto empresarial que comparte con el reconocido decorador Tomás Alía. Raquel ha implicado a su familia y a sus amigos en esta aventura textil llamada Baraka (…) Su empresa alquila un puesto en el Mercado de Motores, en la zona de profesionales, para vender colchas, cojines y manteles. Raquel y Tomás siguen el mismo procedimiento que otros 60 vendedores (…) El titular de la revista Pronto ha conseguido su objetivo: nos ha herido y asombrado. Intenta hacer ver que hay una actitud mezquina en Raquel, y lo que hay es una actitud emprendedora. Quieren que parezca desalmada y sólo es empresaria”, reproducen los responsables del Mercado en su perfil en defensa del honor de su compañera, quien ya dijo en su momento que las pertenencias personales de su marido fueron entregadas en su totalidad a su familia.

Caso cerrado

Mario Biondo Raquel Sánchez Silva Embarazo Suicidio
El redactor recomienda