Hannibal Laguna, demandado por "incumplimiento de contrato" por su exsocia
  1. Noticias
le reclama el 5% de la venta de su firma

Hannibal Laguna, demandado por "incumplimiento de contrato" por su exsocia

Elsa Martínez reclama al diseñador lo que considera que le corresponde por la venta de la firma a su hermana, un 5% porciento. Transacción que ha sido señalada por la justicia como un posible "alzamiento de bienes"

placeholder Foto: El diseñador Hanníbal Laguna, en una imagen de archivo (I.C.)
El diseñador Hanníbal Laguna, en una imagen de archivo (I.C.)

Aníbal Angulo Cabos, diseñador que se esconde tras la firma Hannibal Laguna, ha vuelto a ser demandado por impagos. Esta nueva reclamación judicial llega tras los siete litigios que ha perdido por el mismo motivo frente a numerosos extrabajadores, quienes el pasado mes de julio decidieron cobrarse la deuda en especias llevándose decenas de vestidos de sus tiendas.

En esta ocasión, quien le señala es una de sus íntimas amigas, Elsa María Martínez, que pasó a ser su mano derecha en la compañía en 1997, después de seis años como concejala del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alicante. Le acusa de “incumplimiento reiterado de contrato” a través de una demanda formalizada el pasado 12 de septiembre en los Juzgados de Primera Instancia de Alicante a la que ha tenido acceso Vanitatis. En este escrito, Elsa Martínez reclama la parte que, supuestamente, le corresponde por la venta de la firma Hannibal Laguna a Isabel Angulo, hermana del diseñador y actual responsable de Comunicación de la marca. Según se refleja en la demanda, modisto y demandante firmaron un acuerdo, con fecha 12 de abril de 1999, por el que en caso de vender la marca se le abonaría un porcentaje de la cuantía.

Demanda de Elsa Martínez a Hannibal Laguna (Vanitatis)De hecho, la operación se realizó sin que Elsa fuese consciente de ello, como así afirma ella misma en conversación con Vanitatis: “Él tenía la obligación legal de notificarme la venta de la firma, pero no lo hizo. Esta transacción se produjo antes de que yo aceptase el cargo de directora general de Ciudad de la Luz, lo que le obliga a indemnizarme con la parte correspondiente que se refleja en el contrato”, afirma a este medio. Según se puede leer en la demanda, “en el mismo contrato se establece que en el caso de que el diseñador vendiera su firma a una tercera persona durante el periodo de vigencia del mismo o durante un periodo de un año desde que se hubiera decidido la rescisión del mismo, mi representada podrá optar por ser compensada con un 5% del total del importe de la venta, si bien también participará con igual porcentaje en los gastos e ingresos que se generaran”.

Se desconoce la cuantía por la que Hannibal Laguna cedió la entidad a su hermana, pero este movimiento ya generó controversia en su momento por los motivos que se escondían tras él. En 2010, Rosa Clará demandó a su, por aquel entonces, colaborador por incumplimiento de contrato. El modisto tenía un acuerdo de exclusividad con la firma de trajes de novias de Clará cuando comenzó a prestar sus cotizados servicios a Pronovias, su principal competidora en el sector nupcial. La sentencia finalmente falló en contra de Aníbal y le condenó a indemnizar a Rosa Clará con 759.000 euros. Una cuantía a la que supuestamente no podía hacer frente, ya que el modisto se deshizo de la firma de moda y del palacete donde llevaba a cabo su actividad empresarial; propiedades que pasaron a su familia, lo que generó que la Audiencia Provincial estudiase el caso ante la sospecha de que habría cometido un presunto delito de alzamiento de bienes.

Ahora, esta supuesta acción ilegal del diseñador continúa generando titulares en la prensa, después de que Elsa Martínez haya hecho pública su intención de sentarle ante un juez para reclamar lo que considera suyo: “Yo quiero que le vaya todo bien. Nunca le desearía un mal a nadie y tampoco a él, pero quiero que me pague lo que me debe”, reconoce a Vanitatis.

Pero sus pretensiones legales no se quedan ahí: “Solicito que facilite a esta parte todos los contratos que tenga de línea de explotación con terceros, así como los estados de facturación de todos ellos, desde la firma del contrato hasta la fecha de hoy”. Esta petición que se refleja en la demanda interpuesta contra el diseñador se debe a que en el contrato que ambos firmaron en 1999 también se estipula que ella tiene derecho a percibir “el 10% de los beneficios netos o de los ‘royalties’ y otras gestiones que realizase la Sra. Martínez bajo las notas de encargo que habrían de suscribir entre las partes”, cuestión que ahora duda que se haya cumplido como es debido y que prefiere comprobar ante un juez.

Hannibal Laguna Pronovias
El redactor recomienda