Rajoy esquiva a Corinna en Nueva York
  1. Noticias
Aznar también se hospedaba en el mismo hotel

Rajoy esquiva a Corinna en Nueva York

El presidente del Gobierno se encontró con que en el mismo hotel donde se alojó en la Gran Manzana se hospedaba la “amiga entrañable” del Rey y Aznar

placeholder Foto: El rey don Juan Carlos junto a la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein (I.C.)
El rey don Juan Carlos junto a la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein (I.C.)

El paso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por Nueva York, hasta donde se desplazó para participar en la 68 Asamblea General de Naciones Unidas, le generó alguna que otra tensión como consecuencia de una ingrata sorpresa.

El equipo de Rajoy decidió hospedarse en el hotel The Mark, un cinco estrellas lujo ubicado en la 77th con Madison Avenue, junto a Central Park. Uno de los establecimientos que suele hospedar a grandes dignatarios cuando se encuentran en la Gran Manzana. Por ello es normal cruzarse allí con jefes de Estado, primeros ministros, miembros de alguna casa real, empresarios de la lista de Forbes y personajes de la high society a los que les gusta relacionarse con estas personalidades. Y es en este exclusivo establecimiento en el que se produce el sobresalto en la delegación española.

Cuando ya estaban instalados en el hotel, supieron que uno de los clientes que estaban hospedados era Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la “entrañable amiga” de don Juan Carlos. Según cuentan a Vanitatis personas cercanas al Gobierno, no se coincidió con ella ni en pasillos ni en el hall ni en ninguna estancia del hotel. Pero lo que sí hubo fue pánico de que se produjera algún encontronazo y que este fuera plasmado en alguna indiscreta fotografía. Por eso, desde ese momento, los movimientos de Rajoy por el hotel fueron controlados por su equipo de seguridad con el fin de evitar que el jefe del Ejecutivo se cruzara con la princesa Corinna.

Lo que sí ha sabido este portal es que Corinna fue vista en el restaurante del hotel, el Mark Restaurant by Jean Georges, que es uno de los más distinguidos de la Gran Manzana, con la princesa Charlene de Mónaco, la mujer de Alberto II. Una reunión de amigas que llama la atención y dispara las teorías de los malpensados, a pesar de que la aristócrata alemana vive a caballo entre Londres y el principado. No obstante, la agenda personal de Sayn-Wittgenstein está repleta de dignatarios, por ello, no parece casual que en plena Asamblea General de la ONU, que convoca a las personalidades políticas más importantes del planeta, esta comisionista y asesora de Estados estuviera hospedada en uno de los hoteles de referencia de la Gran Manzana.

placeholder

Otra sorpresa para el presidente

La segunda sorpresa que Rajoy se llevó en el hotel fue que el expresidente de Gobierno José María Aznar también estaba hospedado en él. El otrora jefe de Rajoy pasa bastante tiempo en Nueva York por sus obligaciones profesionales y este es uno de sus alojamientos preferidos. Aunque en su momento el gallego fuese su mano derecha –recordemos que fue el propio Aznar quien propuso a Rajoy para sucederle– ahora la relación es bastante distante. Aun así, no hicieron ningún movimiento extraño para evitar el encuentro.

Nueva York Corinna zu Sayn-Wittgenstein Princesa Charlene de Mónaco Casa Real Mariano Rajoy
El redactor recomienda