Mario Biondo consumió alcohol y cocaína el día de su muerte
  1. Noticias
LO CONFIRMA EL ANÁLISIS TOXICOLÓGICO

Mario Biondo consumió alcohol y cocaína el día de su muerte

Los padres del cámara italiano han mostrado el documento en un programa de la televisión italiana y anuncian la exhumación de los restos mortales

Foto: Mario Biondo consumió alcohol y cocaína el día de su muerte
Mario Biondo consumió alcohol y cocaína el día de su muerte

El informe toxicológico no deja lugar a dudas: Mario Biondo consumió alcohol y drogas la noche de su muerte. El análisis de orina arrojó un resultado de 0,80 g/l de alcohol en su organismo y confirmó el positivo en cocaína. Ha sido la propia familia del cámara italiano la que ha facilitado dicho documento al programa Chi l’ha visto de la televisión pública italiana (RAI) para la elaboración de un reportaje que ha sido emitido recientemente, en el que se narran con todo lujo de detalles los pormenores del fallecimiento del cámara italiano.

Los padres del difunto esposo de Raquel Sánchez Silva también anunciaron en dicho espacio que han conseguido que el fiscal sustituto de Palermo solicite la exhumación del cadáver para hacer una segunda autopsia (de lo que aún no hay confirmación oficial), ya que siguen defendiendo la hipótesis de un posible asesinato, descartado por los investigadores españoles desde el primer momento. Pero hay un problema que complicaría las cosas: el cuerpo sin vida del cámara italiano, fallecido el pasado 30 de mayo, fue embalsamado en Madrid para preservarlo mientras se gestionaban los trámites que posibilitaron el traslado a Sicilia, su tierra natal, donde fue enterrado siete días después de la muerte, el 6 de junio.

Expertos en medicina legal consultados por este diario aseguran que es difícil que una segunda autopsia, realizada meses después del fallecimiento y sobre un cuerpo embalsamado, arroje detalles diferentes a los que recogió la realizada en España, a no ser que existiese un “error flagrante” del forense español, cuya conclusión sobre las causas que provocaron la muerte del cámara fue taxativa: “muerte por ahorcamiento”, como así figura en el informe que remitió al juzgado de instrucción número 21 de Madrid, documento al que ha tenido acceso Vanitatis.

A pesar de todo, los padres siguen defendiendo una especie de conspiración diseñada con el objetivo de impedir que se esclareciera la muerte de su hijo. En el reportaje emitido por la RAI, dudan incluso de que la justicia española haya hecho todos los esfuerzos necesarios al tratarse de un individuo de nacionalidad extranjera. Insinúan, además, que tanto la empleada del hogar que descubrió el cadáver y avisó a la Policía como Raquel Sánchez Silva podrían haber modificado u ocultado pruebas.

Los hechos probados

Lejos de especulaciones, el atestado policial redactado el 30 de mayo por los efectivos desplazados hasta lugar de los hechos, que ya fue desgranado en su momento por este diario, descartaba la posible participación de cualquier individuo en la muerte de Biondo, premisa posteriormente confirmada por el forense, que habló explícitamente de suicidio. “Se realiza una requisa superficial del inmueble, el domicilio se encuentra en orden, no observando signos de lucha, (…) las ventanas se encuentran cerradas y la puerta no parece estar violentada”, se podía leer en el citado atestado.

Atendiendo a las conclusiones de la Policía y el forense, el juez español no tuvo dudas y comunicó hace unas semanas a las partes el “sobreseimiento libre y el archivo” de las actuaciones practicadas, ya que el hecho denunciado “no reviste caracteres de infracción criminal”, tal y como figura en el auto al que también ha tenido acceso Vanitatis. La reconstrucción de los acontecimientos, a la vista de las pruebas, no generó dudas a los investigadores. La noche de su muerte, Mario Biondo consumió grandes cantidades de droga y alcohol y, en ese estado, tomó una pashmina, la ató a una de las estanterías del comedor de su casa y se ahorcó. El cuerpo sin vida del cámara, vestido con un pijama, fue encontrado horas después por la empleada de hogar. Hasta qué punto la muerte fue voluntaria o no, el forense no lo puede determinar. Si verdaderamente Mario puso en práctica un juego sexual que se le fue finalmente de las manos es algo imposible de demostrar y por eso la conclusión del informe apostaba por el suicidio como única causa posible del fallecimiento, ya que no existía en el cuerpo ninguna marca o golpe que evidenciara una agresión.

Los padres de Mario Biondo no han quedado satisfechos con las conclusiones a las que han llegado los investigadores y anuncian que “la justicia italiana hará lo que no ha hecho la española”. Ellos se negaron a creer desde el principio que su hijo pudiera haberse suicidado o haber muerto de forma accidental. Aseguraron incluso que alguien le había puesto cocaína en la nariz, pero que las pruebas negaban que Mario hubiese consumido drogas, por lo que eso evidenciaba la presencia de al menos otra persona aquella noche en la casa; una tesis desmontada ahora por el informe toxicológico al que ellos mismos han dado pábulo por televisión. Insistieron además en que “Mario descubrió algo aquella noche” que pudo provocar su asesinato. La justicia italiana tendrá la última palabra.

Raquel Sánchez Silva Drogas
El redactor recomienda