Logo El Confidencial
su embarazo ha revalorizado su imagen

Carbonero factura 1,2 millones de euros en publicidad con Recuerdos de Sudáfrica

El beso entre la periodista e Iker Casillas tras el triunfo en el Mundial de 2010 abrió un nuevo horizonte para ella. Se convirtió en todo un filón publicitario

Foto: Sara Carbonero durante la presentación de la última campaña publicitaria de la firma Women's Secret en Madrid (I.C.)
Sara Carbonero durante la presentación de la última campaña publicitaria de la firma Women's Secret en Madrid (I.C.)

El Mundial de Sudáfrica se recordará siempre por algo más que por la victoria de la Selección Española. El beso entre Sara Carbonero e Iker Casillas marcó un antes y un después en su mediática relación y también en la forma en la que el público percibía a la novia del portero de La Roja. Esto se tradujo en una revalorización de su imagen, lo que se hizo evidente cuando la periodista comenzó a ser uno de los reclamos publicitarios más cotizados del momento. No sólo su puesto en Mediaset se vio afianzado, otros medios como El programa de Ana Rosa, el diario Marca o Elle contrataron sus servicios como colaboradora; además, fueron numerosas las firmas que vieron en ella un filón a la hora de acercar sus productos a su público objetivo.

Tan sólo dos meses después de producirse el ósculo que traspasó fronteras aquel 11 de julio de 2010, Carbonero estableció una empresa para gestionar sus activos publicitarios. Lo hizo el 28 de septiembre bajo el significativo nombre de Recuerdos de Sudáfrica S.L. El principal cometido de esta sociedad, de la que Sara es administradora única, es gestionar sus ganancias “en cualquier medio audiovisual, escrito, impreso, electrónico y cualquier otro, representación de los socios y de cualquier otra persona para los mismo fines y actividades, compra-venta de derechos de imagen, presentación de eventos públicos y privados, etcétera”.

Tal y como se refleja en su cuenta de resultados, desgranada por Vanitatis, en 2011 la presentadora de deportes en Informativos Telecinco facturó 898.000 euros, lo que le supuso un beneficio neto de 528.358 euros. Esta cifra evidencia su destacada posición en el ámbito publicitario. Entre algunos contratos que firmó la novia del portero del Real Madrid ese año se encuentran el de Pantene, por unos 120.000 euros, que finalizó en diciembre de 2012, el de Premium Calcio por cerca de 12.000 euros o el de Ford Focus por alrededor de 18.000 euros, al margen de su presencia en algunos actos públicos donde su aparición era especialmente esperada entre los medios. También acudió a la presentación de un nuevo establecimiento de la marca deportiva Puma por el que se embolsó un total de 12.000 euros. 

Algunos de estos contratos aseguraban para las marcas los servicios de la estrella publicitaria durante varias temporadas, como así hizo Lotus al fichar a Carbonero por un periodo de tres años. Esto ha provocado que la facturación de los siguientes años se resienta, ya que precibió sus honorarios para todo el periodo de contratación ese primer año. Es por ello que en 2012 facturó 308.300 euros, es decir, casi 600.000 euros menos que un año antes, a pesar de que la periodista continuaba prestando su imagen a algunas de las citadas firmas. El beneficio después de impuestos, pagos a proveedores y otras obligaciones administrativas, se quedó ese año en 87.205 euros.

Un 2013 esperanzador para la futura mamá

Pero el presente año promete ser bueno para Carbonero, ya que su embarazo le ha vuelto a lanzar al mercado publicitario. Primero fue chocolate Valor quien contó con sus servicios para la grabación de un spot televisivo, pero la firma que ha contribuido a su ‘recuperación’ ha sido Women’s Secret, que ha contratado a la periodista como imagen por 100.000 euros. No obstante, no aparecerá luciendo barriguita en ropa interior como muchos esperaron en un primer momento, ya que la firma de lencería sólo la ha fichado como embajadora de la marca, al igual que ha hecho la línea de ropa The Hip Tee.

Su carrera ha ido sin duda en ascenso desde que entrase en la redacción de Radio Marca como becaria. Su privilegiado aspecto físico y sus buenas maneras ante las cámaras le facilitaron su salto a laSexta, donde pasó a ofrecer información deportiva en los informativos. Hasta este momento, la periodista cobraba un salario estimado en 20.000 euros anuales, hasta que Telecinco comenzó a tantearla como fichaje. LaSexta llegó a duplicar el caché de su popular rostro deportivo, pero la oferta de Vasile era tentadora y finalmente entró en nómina para Mediaset en abril de 2009. Mucho se ha hablado sobre su sueldo en su nueva casa y las cifran consiguieron escandalizar a muchos. Varios medios apuntaron que Carbonero podría llegar a cobrar cerca de 600.000 euros, suma rápidamente desmentida por la propia cadena, que cifró sus servicios muy por debajo de lo publicado. Vanitatis ha podido confirmar, de fuentes cercanas a la presentadora, que sus honorarios como ‘chica Vasile’ no se facturan a través de Recuerdos de Sudáfrica S.L., que sólo gestiona sus contratos de colaboración.

El peor momento de Iker Casillas

Iker Casillas y su padre
Iker Casillas y su padre

Casillas, que siempre ha sido muy bien considerado por las empresas, este año no atraviesa por su mejor año. La publicidad continúa siendo una excelente fuente de ingresos, pero en lo deportivo, este 2013 no está siendo bueno. Tras su lesión a principios de año, su situación ha dado un giro de 180 grados. Ha perdido la titularidad en el Real Madrid, que ahora está en manos de Diego López.

A todo esto se suma una nueva preocupación personal. Iker ha tenido un encontronazo con sus padres respecto a la gestión de su patrimonio y su imagen, que se realiza a través de la sociedad Ikerca S.L. Esto le empujó a desplazar a sus progenitores al frente de la dirección y tomar él mismo las riendas de sus números. De esta forma, el portero del club merengue se ha quedado como administrador único de la empresa, que cuenta con un activo de 13.126.299 euros, y ha indemnizado a sus progenitores con el 40% del valor de la sociedad, cifra que ronda los 5 millones de euros.

Sara e Iker, que facturan sus ingresos por empresas distintas, se han comprado recientemente un nuevo terreno en la urbanización La Finca, donde ya residen, para construir la casa en la que vivirán en un futuro no muy lejano.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios