Logo El Confidencial
SE CASABAN ESTE SÁBADO EN SALAMANCA

La boda con solera de Miguel Ángel Perera y Verónica, hija del ‘Niño de la Capea’

Miguel Ángel Perera le daba el ‘sí, quiero’ a Verónica Gutiérrez este sábado a partir de las seis de la tarde con ausencias notables como la de Cayetano Rivera

Era una de las bodas más esperadas, ya que muchos de los que asistieron a la boda de Francisco Rivera también estarían en ella. Miguel Ángel Perera le daba el ‘sí, quiero’ a Verónica Gutiérrez, hija del ‘Niño de la Capea’, este sábado a partir de las seis de la tarde. La novia llegaba con veinte minutos de retraso, como manda una tradición no escrita, y la mayoría de los 856 invitados llegaban en el autobús que se habían desplazado. No todos eligieron la misma forma para acudir a la catedral de Salamanca, donde se oficiaba la ceremonia religiosa. Los familiares de la pareja hicieron un 'paseíllo' en Rolls Royce que llamó la atención de todos los curiosos que consiguieron llegar a la plaza, ya que muchas de las calles aledañas estaban cortadas al tráfico.

Entre los invitados destacaba la ausencia de Cayetano Rivera, que no ha acudido al enlace. Sin embargo, si que acudió la 'plana mayor' del mundo del toreo, con figuras como Pepín Liria o el 'Juli' entre los asistentes. Con un elegante chaqué y con un vestido blanco de volantes ella (diseñado por Vicky Martín Berrocal, que también estaba presente en la ceremonia), la pareja posaba ante los innumerables flashes de la prensa, que se daba cita en las congestionadas inmediaciones de la catedral de Salamanca. La novia llevaba unas calas en las manos y la impresionante cola de su vestido medía nada menos que 3'5 metros de longitud. Entre los modelos más llamativos destacaba el de la madre de la novia, Carmen Lorenzo, que iba vestida por Lorenzo Caprile. 

El propio torero anunciaba, poco antes de que comenzase el enlace, quiénes iban a ser los que le colocasen el traje de boda, su apoderado, Fernando Cepeda, y su mozo de espadas, David Benegas. “A punto de empezar a vestirme con los mismos que lo hago cuando toreo”, escribía el torero en su cuenta de Twitter. Entretanto, los alrededores de la catedral de Salamanca eran un auténtico ir y venir de rostros populares del mundo del toro y de cientos de personas que no querían perderse un solo detalle de la boda. Vicky Martin Berrocal, vestida de morado con un vestido de rejilla y su hermana, vestida de imponente rojo, eran unas de las primeras invitadas en llegar. Hasta allí llegaban también Cristina Sánchez y su marido, el 'Juli' y su esposa, o Finito de Córdoba acompañado de Arancha del Sol, impresionante con su escotado vestido rojo diseñado por Juana Martín.

La ceremonia religiosa tuvo su momento álgido cuando tuvo lugar la lectura de los sobrinos de la pareja y del mozo de espadas del torero. Era oficiada por un sacerdote que fue testigo de la infancia del novio en un colegio de jesuitas de Villafranca de los Barros (Badajoz).  También cuando 'El Mani' les cantó una salve rociera que casi les saca unas cuantas lágrimas. Nada más salir de la catedral, Verónica leyó un poema y protagonizó uno de los instantes imborrables a las puertas de la misma; aquel en el que lanzó unas palomas al viento ante el nerviosismo y las risas de todos los asistentes. La presencia de los novios a la salida de la ceremonia fue escueta, ya que un Bentley de color negro les esperaba para llevarles al Hotel Doña Brígida, donde les recibían un grupo de mariachis en recuerdo de su especial relación con México.

Imagen del menú de la boda
Imagen del menú de la boda
Los invitados también acudieron al Doña Brígida, donde se servía un cóctel a base de gazpacho de sandía, boquerones con frutas e ibéricos de la tierra. El vino servido pertenece a la bodega de Emilio Moro. Allí se pudo ver, por ejemplo, a Carmen Martínez Bordiú, que no había estado presente en la ceremonia.Al entrar en el recinto, sólo les acompañaban las luces de las velas y la voz de Juan Peña, que les recibía cantando una canción acompañado, únicamente, de su voz y de una guitarra. Les cantó 'No me lo creo', un tema significativo para ambos, ya que fue la canción con la que se conocieron.

Miguel Ángel y Verónica se conocieron hace algunos años. Hija del ‘Niño de la Capea’, el papel de Verónica, que acude cada tarde que puede a la plaza para ver a su prometido, ha sido fundamental en la vida del torero. Él ha dicho que la felicidad que le reporta estar a su lado se refleja en la plaza y que en ella, hija y hermana de torero, ha encontrado a la mujer que, tras la inquietud, le ha dado estabilidad.

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios