Logo El Confidencial
CENA DE PAREJAS EN MADRID

Francis Franco le da el visto bueno al 'rey del desguace'

El hermano de Carmen Martínez Bordiú y su esposa cenaron el pasado miércoles en Madrid junto a la pareja. Los Franco han aceptado al empresario como uno más

Foto: Carmen Martínez Bordiú y Luis Miguel Rodríguez, en una imagen de archivo (I.C.)
Carmen Martínez Bordiú y Luis Miguel Rodríguez, en una imagen de archivo (I.C.)

Carmen Martínez Bordiú y su amigo entrañable, Luis Miguel Rodríguez, están logrando lo que hace años hubiera  sido prácticamente imposible. Los Franco al completo han dado el visto bueno al nuevo acompañante de Carmen. La matriarca y los hermanos de la nietísima parecen rendidos ante los encantos del acaudalado dueño de Desguaces La Torre, quien cada vez está más integrado en el seno familiar. Si hace unos días era Carmen Polo quien se reunía con el ‘rey del desguace’ en Toledo para asistir a la celebración que todos los años organiza la Asociación de Defensores del Alcázar, uno de los emblemas del Franquismo, esta misma semana han sido Francis Franco y su esposa Miriam Guisasola quienes han compartido mesa y mantel con Carmen y Luis Miguel.

El pasado miércoles, los cuatro acudieron a cenar a un céntrico restaurante de la capital, según confirman a Vanitatis fuentes presenciales. Muy cuidadosa con su vida privada desde que se separó de José Campos, Carmen quiso evitar una foto que inmortalizara la estampa. Esa imagen a cuatro pondría de manifiesto no solo la buena sintonía de Luis Miguel Rodríguez con la familia de Carmen, sino también la correcta relación que ésta mantiene en la actualidad con su hermano mayor, con el que hace un tiempo apenas tenía trato. En un tercer vértice, la cita despeja de manera definitiva todas las dudas que había generado la crisis sentimental que en su día atravesaron Francis y Miriam, que están de nuevo, por lo que parece, muy unidos.

Los dos hermanos y sus acompañantes llegaron sobre las diez de la noche al establecimiento, en el que permanecieron hasta la una y media de la madrugada aproximadamente. Fue Carmen quien tomó la iniciativa de salir por separado, una táctica habitual que emplea desde que comenzó su amistad con Luis Miguel. Sin embargo, los cuatro se subieron en el mismo automóvil y se perdieron por las calles de Madrid.

Un nuevo miembro en la familia Franco

La entrada de Luis Miguel en la familia Franco se ha producido por la puerta grande. Su inclinación política y su devoción por el Generalísimo, de quien posee una estatua en su finca, le han hecho fácil granjearse la amistad de una madre y unos hermanos que no siempre vieron con buenos ojos las relaciones sentimentales de Carmen. Si a José Campos le costó un tiempo ganarse la confianza de los Franco, especialmente la de Luis Alfonso, el empresario parece haber encontrado un camino más fácil.

A pesar de no querer oficializar esta amistad, lo cierto es que Carmen y el propietario de Desguaces La Torre pasan cada vez más tiempo juntos, amén de que prácticamente toda la familia ha dado el visto bueno a Luis Miguel. Primero fue Cintya, la hija que Carmen tuvo con Jean Marie Rossi, quien disfrutó de una velada junto a su madre y su nuevo amigo; más tarde Carmen Polo y ahora Francis, quien, a juzgar por las imágenes que se publicarán en las revistas, parece al fin contento con la nueva elección de su hermana. Muchas cosas están cambiando últimamente dentro de una de las sagas más populares de España.
Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios