Logo El Confidencial
pincharon música el jueves en la discoteca

De los ‘yogurines’ de Bimba Bosé al record de cervezas de Mario Vaquerizo en Gabana

Los encargados de amenizar la velada del jueves en Gabanna eran Mario Vaquerizo y Bimba Bosé, dos personajes muy polifacéticos del panorama nacional

Jueves, medianoche. Las primeras lluvias otoñales y el comienzo del frío no desalientan a las decenas de jóvenes que aguardan la apertura de la discoteca Gabana de Madrid. Algo se cuece en el interior de este conocido local situado en el exclusivo barrio de Salamanca, donde las celebrities copan los reservados y la música de vanguardia suena a todo volumen. En esta ocasión, los encargados de amenizar la velada eran Mario Vaquerizo y Bimba Bosé, lo que justifica tanto revuelo. Son dos de los personajes más polifacéticos del panorama nacional, que entre sus numerosas facetas se encuentra la de pinchadiscos o, como se estila hoy en día, music selector. Vanitatis ha tenido la oportunidad de hablar con ellos minutos antes de las tres de la madrugada, cuando los dos artistas tomaban las riendas de la diversión ofreciendo temas como Me da igual de Nancy’s Rubias o Love is a Must tema de la sobrina de Miguel Bosé en colaboración con The Warriors, entre diversos éxitos de la Movida Madrileña.

Mario Vaquerizo, un esquivo showman

¿Se vive mejor siendo Mario Vaquerizo o el marido de Alaska?

Prefiero ser el marido, tienes muchas ventajas y poco esfuerzo. Te recompensa mucho más ejercer de marido de Alaska.

¿Con qué cobras más, como DJ, como Nancy Rubia o simplemente como Mario Vaquerizo?

Yo disfruto mucho con todo, si no disfrutara no lo haría. Como he hecho con algunas de mis actividades, que ya no me gustaban y he dejado de hacerlas.

¿Cuál es la canción ‘friki’ que nunca falta en una de tus sesiones?

Es que friki es un término que no me gusta. Está muy denostado, muy pervertido. ¿Qué es ser un friki? que te guste Rafaela Carrà y Joe Ramones, eso no es ser friki es ser una persona que no tiene prejuicios. Cuanta más música escuches, más feliz y más culto serás.

¿Eres más de Tamara ‘la buena’ o de Tamara ‘la mala’?

Yo no conozco a la gente mala, todo el mundo que conozco es bueno. No conozco a Tamaras malas. Sólo de las buenas.

Tu récord de cervezas en un día no festivo.

Pues unas siete o así. Tengo la suerte de que mi momento actual es una fiesta continua. Tengo que celebrar mi reafirmación, lo afortunado que soy por hacer lo que me gusta y lo celebro con los míos. Una media de siete, pero de Mahou, de las rojas no de las verdes.

Cantante, DJ, showman, escritor, periodista… ¿De dónde sacas el tiempo para ser buen marido?

Disciplina, una hora en gimnasio, comprar por eBay y amueblando la casa nueva.

Una cosa buena y otra mala de pasar la vida al lado de Alaska…

Todo es bueno, aunque a veces tenemos crisis, no somos Heidi ni Disneylandia.

Mucho se ha especulado sobre tu sexualidad. ¿En qué quedamos?

Bimba Bosé, una ‘clásica’ mujer del siglo XXIII

DJ, diseñadora, cantante, actriz, modelo, madre… ¿Mujer del Renacimiento, quizá?

Del Renacimiento no, del siglo XXIII. Soy muy impulsiva, no me pienso las cosas y a veces esto va en mi contra, pero aprendo muchísimo de cada cosa que hago.

Algo bueno y algo malo de ser la sobrina de Miguel Bosé.

Todo es bueno, lo malo no lo veo. Ha sido abrir puertas constantemente, una aportación constante, un lujo poder tener este estandarte, esta bandera.

¿Qué dice de ti tu indumentaria que no digas tú?

Pues suelo vestir de H&M, cómoda, con un toque, pero la verdad que no me lo pienso. Tengo un armario muy heterogéneo, muy negro, muy clásico. Pero sobre todo muy cómodo. Tacones, botas y algunas zapatillas de deporte.

Un político por el que merezca la pena vivir…

Creo que ninguno, no me atraen nada, lo que más me gustaría es no verles la cara, que tuvieran una función totalmente anónima.

¿Los ‘yogurines’ los prefieres rubios o de fresa? 

De los dos (risas), especialmente los “danoninos” como dice mi abuela.

La música electrónica… ¿Es un hobby o realmente te gustaría pasar a la historia como DJ?

Me encantaría. Como Dj, como music selector o como coño se llame.

¿Envejecerás con el pelo azul, siguiendo la receta de la abuela?

Ni hablar, yo soy mucho más clásica que mi abuela. Aunque la verdad es que el pelo azul se lo puso por mí hace muchos años. A mí, en realidad, me gustaría envejecer con el pelo blanquito.

 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios