Logo El Confidencial
ELEGIDO EL MEJOR ARTISTA REVELACIÓN

Pierre, el Sarkozy que más pincha, y el actor Álex González protagonizan los Premios GQ

Pierre Sarkozy, el hijo mayor del expresidente francés y de Marie Dominique Culioli, su primera mujer, fue una de las estrellas en la fiesta de los premios GQ

Pierre Sarkozy, el hijo mayor del expresidente francés y de Marie Dominique Culioli, su primera mujer, fue una de las estrellas en la fiesta de los Premios GQ que tuvo lugar este lunes por la noche en la emblemática cúpula del hotel Palace de Madrid, lugar que entusiasmó al joven, quien recibió el premio al mejor artista revelación. En realidad Pierre no canta, ni baila ni interpreta, ya que su vena artística le ha llevado a ser uno de los DJ más populares de París. Su nombre de batalla, DJ Mosey, todo un reclamo para los grandes eventos donde la música es la protagonista.   

El muchacho nada tiene que ver en el físico con su padre, se parece más a los Casiraghi de Mónaco –melena rubia y cuidada–. Iba solo y en eso no se parece a los hijos de Carolina, a los que siempre acompañan ese séquito de amigos jaraneros y casanovas cuando viajaban a España o a cualquier otro sitio como Ibiza, donde acababan con el agua de los floreros mientras que en Paros hacían botellón con Moët&Chandon.

En cambio, el primogénito de la saga Sarkozy resultó todo lo contrario. Sólo bebe agua con hielo y no fuma. Un chico correctísimo con la prensa y adorable con el resto de invitados, a los que intentaba explicar que él no era el hijo de Cecilia ni de Carla, sino de un matrimonio anterior del expresidente galo: "Mis padres se divorciaron cuando yo tenía cuatro años y siempre viví con mi madre". De la época presidencial de su padre prefiere no hablar y en cuanto a la carrera política de su hermano pequeño, Jean, parece no estar muy al tanto. 

Le gusta España y Madrid en particular. Llegó el domingo a la capital, un día antes de la fiesta, y se alojó en el Palace. No pidió nada especial y él mismo se organizó su tiempo libre paseando por los alrededores del Museo del Prado y el Parque del Retiro.

"Mi mundo es otro. Me interesa el mundo de la música, que es lo mío", explicaba en el cóctel previo a la cena, donde charló con muchos de los invitados entre los que se encontraba Martina Klein, que presentó el acto, Mari Cruz de Juan, Diego Osorio, Helen Lindes, Belén Rueda, que está encantada con el éxito de su última película, Séptimo, Imanol Arias, metido en el rodaje de Cuéntame, Malena Costa, David Delfin y Boris Izaguirre, que confesó sentirse absolutamente abducido por Belén Esteban y su biografía de la que él es arte y parte. Tampoco quisieron perderse la gala de la revista GQ Núria Espert, Máxim Huerta, Juana Acosta, y, por supuesto, los premiados: el director Juan Antonio Bayona, el actor Álex González, Dani Martinez, el empresario Bernardo Hernández, los chefs hermanos Roca, el diseñador Brenda Mullane, Joan Matabosch, director del Teatro Real de Madrid, el deportista Rudy Fernández y la modelo Sheila Márquez, elegida mujer del año. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios