Logo El Confidencial
su retirada no fue por voluntad propia

Gemma Mengual: "Si la selección me necesita, estoy dispuesta a volver"

Lleva varios meses entrenándose con el equipo nacional 4 y 5 horas diarias, como una más. Asegura que su estado de forma es “excepcional, como cuando competía”

Foto: Gemma Mengual, en una imagen de archivo (Reuters)
Gemma Mengual, en una imagen de archivo (Reuters)

“Si la selección me necesita, estoy dispuesta a volver”, asegura Gemma Mengual en conversación con Vanitatis, confirmando así una información que manejaba este medio desde hace unos días: una de las mejores deportistas españolas de todos los tiempos y un referente mundial en su especialidad podría regresar a la alta competición. La nadadora catalana lleva entrenándose con el resto del equipo nacional de natación sincronizada desde hace varios meses; justo desde después del Mundial que se celebró en Barcelona, donde estuvo presente como asesora artística. Acude a diario al Centro de Alto Rendimiento (CAR) de San Cugat del Vallés para meterse al agua como una más y allí se tira entre cuatro y cinco horas entrenando, como el resto.

“Gemma se está preparando con la intención de volver a competir al más alto nivel, aunque su vuelta dependerá del nivel que alcance. Tanto ella como la federación quieren que su vuelta sea para optar a todo”, garantizan fuentes de la Federación Española de Natación a este medio. Por tanto, su regreso no tiene fecha, puesto que dependerá de cuándo alcance el nivel deseado. Nos aseguran que se llegó a hablar del World Trophy que se celebra en México entre el 29 de noviembre y el 1 de diciembre, pero han preferido retrasarlo. Esto le da tiempo a la sirena de Barcelona, puesto que hasta mayo no vuelve a haber una competición internacional.

Esta misma fuente especifica que la intención es que Gemma sólo forme parte de las pruebas de grupo, aunque sin descartar las de pareja e individual. “Su presencia beneficiaría al equipo y no sólo por su carisma y la experiencia que aportaría. Sólo por estar Gemma Mengual en el agua hay jueces que ya darían medio punto”.

La propia Mengual asegura en conversación con Vanitatis que si quisiera competir ahora mismo podría hacerlo. “Sé que soy mayor ­(36 años), pero mi estado de forma es excepcional, como cuando competía, y la técnica la domino. Sé que a los Juegos Olímpicos de Río no llegaría, porque quedan tres años, pero en los campeonatos de Europa del próximo año podría perfectamente participar”, deja caer Mengual con la ilusión de una principiante.

“Yo estoy con la selección para lo que necesite y si algún día me piden que me eche al agua para una competición estaría encantada. Yo estoy preparada”, asegura Gemma. No obstante, a ella le cuesta reconocer que se está preparando su regreso a la alta competición. “Yo estoy con ellas para ayudar a las chicas en el agua, pero ahora soy madre de dos hijos y sería muy difícil compaginar ambas cosas”, asegura Gemma, a pesar de que ya lleva el ritmo de vida que llevaba antes: intensas sesiones de horas y horas de entrenamiento diario y viajes a las competiciones. Aun así, sostiene que está dispuesta por si alguna vez la seleccionadora española, Ana Montero, le convoca “o porque haya alguna baja de última hora”.

Es más, Gemma no sólo tiene la licencia de la Federación Internacional, también se ha vuelto a sacar el pasaporte biológico, documento de la Agencia Mundial Antidopaje imprescindible para competir. Nadie sin intención de competir tendría el pasaporte biológico.

Tarrés “impidió que volviera a la competición”

En conversación con ella, asegura que su retirada no fue por voluntad propia. Tras dar a luz a su segundo hijo, Joe, Ana Tarrés no le puso “las cosas fáciles”.  Le hubiera gustado despedirse de la competición en los mundiales que se celebraron en Barcelona; incluso cree que podía haber llegado a competir en los Juegos Olímpicos de Londres. Sin embargo, su regreso chocó frontalmente con la postura de Anna Tarrés, la entonces seleccionadora nacional. De alguna manera sabe que su vuelta sería ganarle la batalla a esa persona que “impidió que volviera a la competición”. “Reconozco que esto me hizo replantearme mi regreso tras la salida de Tarrés del equipo nacional. Quería demostrar que sí tenía las condiciones más que necesarias para haber seguido rindiendo al más alto nivel”, apunta Gemma a Vanitatis durante la presentación del último producto de Kiwi, del que es imagen.

Gemma se retiró como la deportista española más laureada: 26 años en activo y con un extensísimo palmarés de 46 medallas –39 en grandes citas–, entre las que destacan las 20 preseas mundialistas, los 4 oros en los Europeos de 2008 y las dos platas olímpicas en Pekín.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios