Logo El Confidencial
SON LAS COSTAS QUE DEBE A CUARZO PRODUCCIONES

Ana Rosa Quintana reclama 45.000 euros a Paulina Rubio en los tribunales

Le crecen los enanos a la cantante. A los juicios que tiene por su divorcio con Colate y por un concierto en Colombia al que no se presentó, se une un nuevo frente

Foto: La cantante Paulina Rubio, en una imagen de archivo (I.C.)
La cantante Paulina Rubio, en una imagen de archivo (I.C.)

Le crecen los enanos a Paulina Rubio. A los procesos judiciales que tiene abiertos por su divorcio con Nicolás Vallejo-Nágera y por un concierto en Colombia al que no se presentó, se une ahora una nueva reclamación vía toga por parte de Cuarzo, la productora de Ana Rosa Quintana. La empresa solicita, en una denuncia a la que ha tenido acceso Vanitatis, las costas que le corresponden por un proceso abierto hace años por Paulina Rubio contra ellos que la chica dorada acabó perdiendo. Esas costas ascienden a 45.000 euros y en dicho documento se acusa a la cantante, que lleva retrasando el pago de la deuda cinco años, de “insolvencia punible, desobediencia y obstrucción a la justicia”.

Los abogados de la parte denunciante aseguran haber solicitado a los de la denunciada un listado de las propiedades de Paulina y su residencia fiscal, para reclamar así sus minutas, sin obtener respuesta a sus requerimientos. Ante la denuncia de la productora de Ana Rosa, la jueza del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid ha tomado la decisión de citar “a la denunciada Paulina Rubio Dosamantes para el próximo día 25 de febrero de 2014 a las 12:00 horas, al objeto de prestar declaración en las diligencias en calidad de imputada”, tal y como figura en una providencia fechada el pasado martes, 17 de diciembre, a la que también ha tenido acceso este diario. De no hacerlo, se podría dictar incluso una orden de busca y captura contra la cantante.

Los hechos se remontan al año 2005, cuando Paulina Rubio demandó a su exasistente Fran Benedicto por unas declaraciones en las que afirmaba que Paulina no había ayudado a su expareja sentimental, Ricardo Bofill, en su proceso de desintoxicación, por lo que contribuyó a su recaída en las drogas. Asimismo, el extrabajador comentó en varias entrevistas que la relación sentimental de esta, en ese momento, con el actor y diseñador mexicano José María Torre era un montaje para acallar los rumores sobre un supuesto lesbianismo.

Pedía 600.000 euros

Ana Rosa Quintana
Ana Rosa Quintana
Varios medios de comunicación se hicieron eco de las controvertidas declaraciones de Benedicto, por lo que Rubio también interpuso una demanda en contra de los mismos, y pedía una indemnización millonaria, de 600.000 euros, acusándoles de un delito de intromisión en sus derechos al honor y la intimidad. Se emitieron varios reportajes y entrevistas en los que se aseguraba que Paulina había mantenido relaciones con las modelos Ingrid Casares (conocida por sus amoríos con Madonna) y Eglantina Zingg. La intérprete demandó a tres formatos televisivos ya desaparecidos: ¿Dónde estás corazón?, Aquí hay Tomate y Crónicas Marcianas, a través de un mismo pleito, y a un gran número de periodistas y presentadores: Jaime Cantizano, Luis Cao, Enric Bayon, Jorge Javier Vázquez; además de a las cadenas Antena 3 y Telecinco y las productoras de los espacios, Getmusic Endemol y Cuarzo Producciones.

No obstante, el fallo de los jueces no benefició a la artista. El error fue haber basado la demanda, redactada por el abogado Javier Saavedra, en fundamentos erróneos, lo que se pone de manifiesto en la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Madrid, a la que ha tenido también acceso Vanitatis. En relación a los comentarios especulativos sobre su sexualidad se decía textualmente: "El tema de los gustos sexuales de doña Paulina Rubio ha dejado de pertenecer a su esfera privada, incluso, antes de que se emitieran los tres programas de televisión objeto de este pleito.
La condición homosexual de una persona en la actualidad no debe ser entendida como deshonrosa y además la propia actora (Paulina) ha consentido de forma tácita esa polémica sobre sus gustos sexuales"; así se recoge en la sentencia.

Paulina interpuso recurso de apelación y la Audiencia Provincial de Madrid confirmó el fallo en 2007 apoyándose en los mismos argumentos. Para entonces las costas totales del proceso ya rondaban los 200.000 euros, que son los que Paulina debe abonar. De momento, Ana Rosa le reclama judicialmente su parte del pastel (45.000 euros). Vanitatis ha podido confirmar que el resto de los implicados tienen intención de hacerlo en breve.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios