Cristina Valls Taberner, “feliz y tranquila” mientras espera la llegada de su primer hijo
  1. Noticias
NAVIDADES ENTRE BARCELONA, MALLORCA Y SUIZA

Cristina Valls Taberner, “feliz y tranquila” mientras espera la llegada de su primer hijo

Para Cristina Valls Taberner estas serán sus últimas Navidades sin bebé en casa. En verano tendrá su primer hijo, que será el cuarto para su marido

Foto: El matrimonio en junio de este año. (I.C.)
El matrimonio en junio de este año. (I.C.)

Para Cristina Valls Taberner estas serán sus últimas Navidades sin bebé en casa. En verano tendrá su primer hijo, que será el cuarto para su marido Francisco Reynés, que ya tiene dos niñas y un niño fruto de su anterior matrimonio que acogieron desde el principio a la mujer de su padre sin problemas. Este año las fiestas también serán diferentes porque no habrá viajes exóticos como en ocasiones anteriores. Lo más lejos que irá será a Mallorca, donde Reynés tiene a parte de su familia, y posiblemente a Suiza, donde viven desde hace tiempo los padres de Cristina, Javier Valls-Taberner y Cristina Mull. No habrá sesiones de esquí, una de las aficiones de la futura madre, y las celebraciones estarán marcadas por la llegada del que será el nuevo miembro de la familia Valls/Reynés.

La joven, que se prodiga socialmente muy poco, lleva su embarazo con total normalidad. “Estoy muy feliz y tranquila”, explica a Vanitatis. La última vez que estuvo en Madrid fue en la inauguración de la exposición benéfica patrocinada por la empresaria colombiana Catalina Escobar, una de las veinte mujeres más influyentes de los países emergentes, que reunió a los patronos y amigos de la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar (que lleva el nombre de su hijo) para recaudar fondos que sirvan a los proyectos que lleva a cabo en Cartagena de Indias. Cristina forma parte del patronato y quiso apoyar a su amiga. Ese día explicaba a Vanitatis que continuaba con su negocio de regalos para grandes empresas: “Aunque he bajado el ritmo. Funcionamos on line y con los clientes de siempre”. Su vida en Barcelona es tranquila y con mucha menos actividad social que en la capital.

Un romance discreto

Reynés, consejero delegado de Abertis, enviudó hace cinco años y no se le conoció ninguna novia oficial hasta que la empresaria llegó a su vida. Se conocieron en casa de unos amigos comunes y a partir de ahí la relación pasó de amigos a pareja estable. Cristina no cerró su casa de Madrid, pero cada vez pasaba más tiempo en Barcelona, donde tiene familia directa. Un noviazgo en el que la discreción ha sido la tónica más absoluta. La pareja se casó el 4 de mayo en una celebración muy íntima y reducida en Castiglione Della Pescaia.

Hijadel que fuera durante años copresidente del Banco Popular, Cristina poseeun extensocurrículum. Estudió Cunef, tiene varios másters y sabe inglés y francés, que además es su lengua materna. Cuando terminó la universidad, pasó breves temporadas enSuiza, Londres yNueva York, haciendo prácticas y más tarde ejerciendo de contratada de lujo gracias a su preparación. Posteriormente, esa preparación la ha llevado a dirigir su propia empresa, Cris & Cris. Es además consejera de un banco brasileño y de la empresa WISeKey.

Francisco Reynés Cristina Valls Taberner
El redactor recomienda