Logo El Confidencial
reciben a sus majestades en el quenco de pepa

Carmen Martínez Bordiú, Fernández Tapias y Rappel pasan juntos la víspera de Reyes

Además de cenar los platos de siempre, celebraron la llegada de Sus Majestades de Oriente con flamenco, roscón y brindis hasta que el cuerpo aguantó

Foto: Carmen Martínez Bordiú, Fernández Tapias y Rappel pasan juntos la víspera de Reyes

A simple vista, la mezcla de estos personajes cenando juntos en la noche de Reyes podría resultar llamativa, porque aparentemente tienen pocas conexiones comunes. Que se sepa, Fernando Fernández Tapias no es cliente del vidente, aunque podría serlo ya que Rappel tiene entre su lista de abonados a colegas del empresario y, a su vez, la amigas de Carmen Martínez Bordiú son muy proclives a las consultas gratuitas para conocer que les deparará el futuro, aunque a la nietísima sólo le interesa el presente. Cada vez que alguna de ellas coincide con el profesional en cualquier sitio las preguntas siempre son las mismas: “¿Oye y como me ves? ¿Y mi futuro? ¿Me van a poner los cuernos con una más joven? ¿Me voy a casar?”. Rappel sale como puede del interrogatorio y las deriva a su consulta, que es de lo que vive, y las damas parecen no enterarse. El caso es que la coincidencia en lugar, fecha y hora de estos tres personajes, más otros nombres mediático, si tienen un punto de referencia.

Esa conexión se llama Pepa y es la dueña del restaurante El quenco de Pepa, donde la víspera de Reyes se reunieron algunos de sus clientes habituales. Además de cenar los platos de siempre, celebraron la llegada de Sus Majestades de Oriente con flamenco, roscón y brindis hasta que el cuerpo aguantó. Por suerte, al día siguiente sólo madrugaban los que tenían niños y al tratarse de un restaurante, las copas venían acompañadas de tapas, caldo, polvorones y demás dulces, lo que facilitó que la mayoría no perdiese la verticalidad.

El local estaba dividido en distintas mesas. Una de ellas la ocupó Fernández Tapias y su mujer, Nuria González, que esa noche bailó menos que su marido, Carmen Martínez Bordiú y su amigo Luis Miguel Rodríguez, dueño de desguaces La Torre, Joao Flores, Tita Torrabadella y sus hijos. Tita es una de las mujeres más divertidas del grupo de Madrid y también la más internacional. Conoce a la nieta del general Franco desde tiempos inmemoriales y ambas han mantenido la amistad a través de los años y de las exparejas que a lo largo del túnel del tiempo ha tenido Martínez Bordiú.

En otra mesa más numerosa se sentaban los duques de Aveiro, la empresaria Maika Pérez de Cobas, que abrió la Navidad con una de las mejores fiestas que se recuerdan, Alicia y Emilio Muñoz, Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal, María Antonia Álvarez, hermana de dueño de El Corte Inglés, Mery Serra y algunos amigos más que también compartieron sevillanas y palmas con Rappel y sus comensales. Y aún quedaban otras reservas para la noche víspera de Reyes. En este caso también numerosa y variada. Ana Rosa Quintana, Juan Muñoz y familia, Fiona Ferrer, Adela Penedo, Coqui Font y numerosos amigos más no variaron mucho a la hora de elegir el menú. Tampoco a la hora de disfrutar de la fiesta.

Prácticamente todos cortados por el mismo patrón: tomates de la huerta de Pepa, pulpo, solomillo, alcachofas fritas, risotto, tortilla de patata, carne roja en tiras y, de postre, gin tonics para aquellos que lo preferían antes que el champan. Hubo roscón para todos, con sorpresa incluida, y flamenco hasta que los Reyes Magos abandonaron Madrid para continuar repartiendo ilusión por otros sitios.
Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios