APARECIERON JUNTOS EN LA CONVENCIÓN DEL PP

La 'ruptura fantasma' del ministro Wert y su secretaria de Estado, Monserrat Gomendio

Algunos medios aseguraron que ya no eran pareja, pero aparecieron juntos este sábado en la convención del PP. Su entorno aseguran que comparten piso en Madrid

Foto: Imagen de la Convención Nacional del PP del sábado 1 de febrero con Montserrat Gomendio (EFE)
Imagen de la Convención Nacional del PP del sábado 1 de febrero con Montserrat Gomendio (EFE)

Una foto de la Convención Nacional del Partido Popular, celebrada el pasado fin de semana en Valladolid, ha pasado casi inadvertida. Era sábado, 1 de febrero. El ministro de Cultura, José Igancio Wert, dialogaba con el presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, en un foro que llevaba por título Educación para todos, mientras varios miembros del partido se situaban en un plano secundario formando un semicírculo. Justo detrás de Bauzá, sentada junto a la lideresa del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, aparecía sonriente Monserrat Gomendio Kindelan, secretaria de Estado de Educación y pareja de su ‘jefe’ en el ministerio, el propio Wert, como desveló en exclusiva Vanitatis en mayo del pasado año.

Desde que este medio pusiera luz y taquígrafos en los pasillos del ministerio y se conociese el romance que unía a los dos altos cargos de la cartera de Educación, Cultura y Deporte han corrido ríos de tinta sobre la pareja; hecho que provocó que ambos se mostrasen más cautos y evitaran en lo sucesivo posar juntos. Surgieron entonces los rumores de ruptura, que fueron noticia en algunos medios, por lo que se auguraba un cisma en dicho gabinete, que finalmente no se ha producido. Sin embargo, la actitud mostrada por Wert y Gomendio en Valladolid y los comentarios de varias fuentes de su entorno consultadas por Vanitatis hacen pensar que esa ruptura nunca existió.

Monserrat Gomendio no es ni afiliada ni militante del PP. Abandonó el Centro de Investigaciones Sociológicas (CSIC) para recalar en el cargo que ocupa actualmente. Wert le dijo ven y lo dejó todo. Nunca antes se había significado políticamente. Por tanto, que estuviera en la Convención Nacional del partido, reservada a altos cargos, fue toda una sorpresa. Fuentes oficiales de la formación política aseguran que estaba invitada en calidad de secretaria de Estado y que no lo hacía como ‘novia de’, pero sólo un secretario de Estado más asistió a aquella cita, Juan Manuel Moreno, de Servicios Sociales e Igualdad, que lleva ligado al PP desde su juventud y que ya forma parte de las altas esferas del partido.

Casi todo el mundo en el Ministerio intuye que Wert y Gomendio siguen juntos. “Se comenta que viven en una casa de El Viso, uno de los mejores barrios de Madrid. Ella tiene allí su domicilio y Wert se ha dejado ver por esas calles en varias ocasiones, pero no suelen llegar a la vez a la oficina”, asegura uno de sus trabajadores. Muchos continúan allí sin ver con buenos ojos la relación. Algunos de los viajes oficiales del ministro a los que se ha unido su pareja han generado cierta polémica entre sus trabajadores, quienes se quejan de que no existe una clara separación entre lo estrictamente profesional y lo personal.

José Ignacio Wert y Montserrat Gomendio, en el Open de Madrid (I.C.)
José Ignacio Wert y Montserrat Gomendio, en el Open de Madrid (I.C.)

Montserrat Gomendio acompañó a su actual pareja a la inauguración del Festival de San Sebastián celebrado el pasado 21 de septiembre. Una labor que no se corresponde con el desarrollo de sus funciones como responsable del área de Educación del ministerio, siendo ésta competencia de su homólogo en Cultura, José María Lassalle. En este contexto se produjo la salida de Margarita Mayoral, la directora de comunicación de la cartera, cuya renuncia al cargo vino motivada, según se publicó en su momento, por todos estos asuntos.

El complicado divorcio de Gomendio

Monserrat Gomendio se enfrenta desde el mes de diciembre de 2012 a un proceso de divorcio por lo contencioso del que fuera su esposo durante más de dos décadas. Mientras ella defiende que todo el patrimonio acumulado en esos años es de su propiedad, ya que la mayor parte deriva de una donación en vida que le hicieron sus padres, su exmarido, un científico del CSIC, el organismo público donde ella desarrolló también gran parte de su trayectoria profesional hasta que recibió la llamada del ministro Wert, reclama el 50% de todos los bienes al haber contraído nupcias en régimen de gananciales.

Esta disputa patrimonial se llevó ante el juez encargado de dirimir su divorcio, al que el exmarido solicitó que investigase las numerosas empresas de la familia Gomendio en las que ella ocupa cargos de diversa responsabilidad. El objetivo de los peritos debía determinar la participación que Gomendio tiene en dichas sociedades, para así tasar la cantidad exacta a repartir entre los cónyuges.

El peritaje de las empresas y la cuantificación del patrimonio de la número dos del Ministerio, que ha tenido que presentar sus últimas declaraciones de la renta ante el juez, podría ponerla en un futuro aprieto, ya que su marido intenta demostrar que dicho patrimonio es muy superior al que detalló en su declaración jurada de alto cargo, en la que manifestó tener propiedades por valor de 14,5 millones de euros. Una cifra que sólo supera su compañero en el Ejecutivo Pedro Argüelles, secretario de Estado de Defensa, que atesora 18,1 millones.

El proceso judicial sigue estancado por los diversos recursos presentados por Gomendio y no hay de momento en el horizonte ninguna cita judicial prevista para que la causa avance, tal y como relatan fuentes judiciales a este diario.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios