Un ascensor para la duquesa de Alba
  1. Noticias
SU REGALO EN SU 88 CUMPLEAÑOS

Un ascensor para la duquesa de Alba

El próximo 28 de marzo, Cayetana cumple 88 años. Por ahora no tiene previsto organizar ninguna fiesta a lo grande, porque no se trata de una fecha redonda. Pero ya hay posible regalo

placeholder Foto: La duquesa de Alba en el Palacio de Dueñas (I.C.)
La duquesa de Alba en el Palacio de Dueñas (I.C.)

El próximo 28 de marzo, la duquesa de Alba cumple 88 años. Por ahora no tiene previsto organizar ninguna fiesta a lo grande, porque tampoco es fecha redonda. Aunque todo está por ver y es posible que su marido, como ha hecho con todos los aniversarios, incluido el de boda, le dé una alegría. Alfonso Díez es un hombre muy atento y está muy pendiente de los gustos y necesidades de Cayetana. Cuando viaja a Madrid en solitario vuelve con una sorpresa que no suele tener valor económico, pero sí sentimental. “Alfonso es muy detallista. La trae caramelos de violeta, que le gustan mucho, películas antiguas, pulseritas de colores, algún vestido de Mango vistoso. Siempre está pendiente y ella disfruta mucho más con esas cosas que con regalos carísimos. Además sabe que Alfonso no se lo podría permitir”, aseguran desde su entorno.

Efectivamente, impresionar a una dama venerable que tiene colgados en su casa cuadros de Tiziano y Goya, entre otras muchas obras de arte, y a la que algunos reivindican como reina de Escocia, es muy complicado. Por eso su marido busca alternativas para sorprenderla. El verano pasado, por ejemplo, mandó transformar el cuarto de baño, porque la bañera era poco adecuada para los problemas de movilidad de la duquesa. Lo convirtió en un mini Spa con ducha de chorritos. Y este regalo casi le cuesta un disgusto, porque al no viajar con ella a Ibiza, surgieron los rumores de desavenencias conyugales. Y lo que hacía el marido realmente era supervisar las obras de acondicionamiento.

Ahora la búsqueda de un regalo es prioritaria, aunque ya hay ciertos indicios de las necesidades de la duquesa. En este caso, más que un obsequio del duque consorte se trataría de un detalle compartido por todos los hijos de Cayetana que, a repartir, saldría mucho más barato. La señora de Díez necesita urgentemente un ascensor en su palacio sevillano de Dueñas. Para llegar a sus apartamentos privados, zona donde hace su vida cotidiana, debe subir muchos escalones. Y para ella entrar y salir es una odisea, según explican amistades cercanas. El precio para instalar un ascensor que le permitiera acceder a sus dependencias rondaría los 30.000 euros. Parece que no sería una obra muy importante y sin embargo facilitaría la vida activa de Cayetana. Los hijos y Alfonso se lo están pensando.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Cayetana de Alba Alfonso Díez Duquesa de Alba
El redactor recomienda