Las hijas de García Cereceda protagonizan otro tenso encuentro en los juzgados
  1. Noticias
SE CELEBRÓ UNA NUEVA VISTA ESTE MIÉRCOLES

Las hijas de García Cereceda protagonizan otro tenso encuentro en los juzgados

Susana, su hermana Yolanda y el exmarido de esta última, Francisco Amat, siguen inmersos en una difícil batalla por la custodia de los hijos de la heredera menor del constructor

placeholder Foto: Susana García Cereceda y Jaime Ostos Jr. (I.C.)
Susana García Cereceda y Jaime Ostos Jr. (I.C.)

Susana García Cereceda, su hermana Yolanda y el exmarido de esta última, Francisco Amat, siguen inmersos en una difícil batalla judicial por la custodia de los hijos del extinto matrimonio de la menor de las herederas del constructor Luis García Cereceda, ‘padre’ de la exclusiva urbanización La Finca. La custodia está actualmente en manos de Susana por decisión de un juez, ya que Yolanda está inhabilitada y tutelada por la fundación AFAL. Hace casi cinco meses, Yolanda, Francisco y Susana llegaron a un acuerdo que pospuso la vista durante tres meses. En dicho pacto se acordaba que los tres menores continuarían bajo la custodia de su tía Susana y que Yolanda y su exmarido verían aumentado su régimen de visitas. Sin embargo, todo se vino al traste y este miércoles las tres partes en conflicto volvieron a verse las caras en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Pozuelo de Alarcón. Los tribunales se han convertido, de hecho, en el único lugar de reunión de la familia Cereceda desde la muerte del millonario patriarca.

Al juzgado acudía Yolanda García Cereceda acompañada de su madre, su tía y de su actual marido, Jaime Ostos Junior. Por otro lado, su hermana y el padre de los niños acudieron junto a sus respectivos abogados. Vanitatis ha podido saber, en exclusiva, todo lo que pasó durante las casi cuatro horas y media que duró el tenso encuentro dentro de la sala. Todo comenzó con normalidad alrededor de las 11 de la mañana. No estaba previsto que Yolanda García Cereceda declarara, pero nada más comenzar la sesión, la hija del fundador de La Finca interrumpió asegurando que la abogada que le representaba, que acudía en nombre de la Fundación AFAL, que la tutela, no defiende sus intereses. Al parecer, Yolanda está enfrentada actualmente con dicha fundación y, según dice, esta letrada, además de ser amiga de la infancia de su hermana, no había trabajado anteriormente para la asociación. Ella defiende que tras su inhabilitación hay un gran interés económico, ya que no sólo no puede cuidar de sus hijos, sino que tampoco puede controlar la parte de la herencia que le corresponde.

Jaime Ostos y Yolanda Cereceda (I.C.)

Una vez salvado este primer incidente, el abogado del exmarido de Yolanda renunció a solicitar la custodia y pidió los fines de semana con pernoctas como había recomendado el perito de los juzgados. No sólo esto, lo más llamativo es que Francisco Amat renunció a toda pretensión económica con tal de poder estar con sus hijos. Según ha podido confirmar este medio, el perito del juzgado, que declaró por videoconferencia, aseguró que Francisco Amat estaba capacitado y que se le debían ir ampliando progresivamente las visitas lo antes posible. También expresó que los niños demandaban cada vez más la presencia de ambos progenitores. El exhaustivo informe del perito explica que una vez que hayan pasado los seis primeros meses, que están a punto de cumplirse, se mantendrá el mismo régimen de visitas, sin necesidad de supervisión. El siguiente paso sería que el padre podría pasar los fines de semana con pernocta, que es lo mismo que pide el abogado de Amat, siempre con un seguimiento de los servicios sociales.

Yolanda, la gran perjudicada

Además, declararon cinco supervisoras encargadas de observar las visitas de los padres con los niños. Tres de ellas manifestaron que Yolanda no cumplía con su papel de madre y que no ponía límites a los niños. Respecto al padre, declararon que la relación padre e hijos era normal y cariñosa. Según iban pasando los minutos, la cosa se iba complicando aún más. Cuando se propuso al perito si deberían aumentarse las visitas de Yolanda García Cereceda a sus hijos, éste se negó argumentando el trastorno delirante que padece y su sentimiento de víctima al no ser consciente de su enfermedad, cuyas consecuencias considera que no serían buenas para los niños. De esta manera, el perito no recomendaba aumentar el tiempo de la única hora de visita vigilada semanal que la madre tiene en la actualidad.

Susana Cereceda (derecha)Durante la vista, las abogadas de Susana y Yolanda García Cereceda no aceptaron el aumento de las visitas que solicitaba el abogado del padre, a pesar de estar apoyadas por el informe pericial de los juzgados. La argumentación que dieron fue que estuvo dos años sin ver a sus hijos y tres años viéndolos parcialmente. Actualmente, el padre disfruta de sus hijos ocho horas los sábados y domingos en fines de semana alternos. A pesar de que los informes periciales favorecen a Francisco Amat, este no parece tenerlas todas consigo en esta dura batalla. Durante la sesión, la fiscal se adhiere a las peticiones de su exmujer y su excuñada, que solicitan la ampliación del régimen de visitas de Yolanda y que la hermana de Francisco Amat deje de supervisar los encuentros de sus sobrinos con su padre para que lo haga un perito desde este momento.

Susana García Cereceda Jaime Ostos Herencia Matrimonio
El redactor recomienda