Logo El Confidencial
NIEGA HABER EMBESTIDO CONTRA LA GUARDIA CIVIL

Francis Franco inculpa a un exempleado rumano de atentar contra la Guardia Civil

El nieto de Franco ha acudido al juzgado para prestar declaración en calidad de imputado y presunto autor de atentado contra la autoridad y la seguridad vial

Foto: Francisco Franco (EFE)
Francisco Franco (EFE)

Francis Franco, nieto del General, ha negado en el  juzgado de Calamocha los hechos que se le atribuyen y por los que ha tenido que acudir a declarar como imputado y presunto autor de dos delitos, uno de atentado contra la autoridad y otro contra la seguridad vial.

En una declaración que ha durado algo más de dos horas, el nieto de Franco ha negado este jueves ante el juez que se encontrara en la zona el día de los hechos y, por tanto, que embistiera a una patrulla de la Guardia Civil que supuestamente intentó detenerle por circular con las luces apagadas.

El marqués de Villaverde llegaba al juzgado de Calamocha poco antes de las 10:30 acompañado de su abogado, Felix Martín. Lo hacía sereno, pero sin querer hacer declaraciones a la prensa. Una vez dentro, ante el juez, “se ha mostrado tranquilo, argumentando con seguridad”, indican a Vanitatis personas que se encontraba en la sala.

Franco ha asegurado ante el juez que el coche con el que se sucedieron los hechos –que está registrado en una de las empresas familiares– lo conducía habitualmente un antiguo trabajador rumano que ya no se encuentra en España y que pudiera haber sido él quien estaba al volante del Toyota Hilux aquella noche, puesto que aquel día también se lo había “prestado”.

Francis Franco (I.C.)
Francis Franco (I.C.)
Puestos en contacto con Francisco Franco, no ha querido hablar sobre su declaración, aunque, como ya hiciera la semana pasada en conversación con este medio, ha señalado que “estoy tranquilo porque esto no va a ningún lado”. “Mi deber es cumplir con la justicia y por eso estoy aquí, pero yo no he participado en los hechos que me imputan”, ha sostenido. 

"No hay pruebas, sólo indicios"

“Este caso debería acabar en sobreseimiento”, asegura el abogado de Franco a Vanitatis. “No hay ninguna prueba que demuestre la culpabilidad de mi cliente. Toda la investigación está basada en indicios. Llevan dos años con una investigación dirigida a inculpar a Francisco Franco”. De hecho, el letrado ha recalcado que la imputación de su cliente parte de una identificación no absoluta “que la propia Guardia Civil califica de duda razonable, ya que el propio agente aseguró que no estaba del todo seguro”.

Su defensa señala que Franco se encontraba en Madrid el día de autos y que en cuanto tuvo conocimiento del suceso, “tomó un AVE” desde la capital para ir a Teruel. De hecho, en el juzgado han asegurado que hay testigos que acreditan que Francisco Franco se encontraba en Madrid ese día y que incluso tiene una factura de un pago de un taller que lo demuestra. “Ahora nos toca a nosotros dejar claro que la investigación es errónea y para ello vamos a llamar a las personas que pueden certificar que Francisco Franco se encontraba en Madrid ese día”.

Así sucedieron los hechos

Los hechos por los que está imputado se remontan al 30 de abril de 2012, cuando una pareja de la Guardia Civil dio el alto a un todoterreno pick-up con dos personas en su interior que circulaba sin luces por una carretera forestal sospechando que se podía tratar de cazadores furtivos. Haciendo caso omiso a las órdenes de la benemérita, el vehículo emprendió la huida a gran velocidad y en su fuga, además de realizar una conducción temeraria y saltarse varias señales de stop, llegó a embestir a un coche patrulla de la Guardia Civil. En el suceso resultó herido un agente. El coche fue localizado sin sus ocupantes varias horas después en una localidad cercana, Bea.

Según la investigación, un agente dijo reconocer a Francis Franco como uno de los ocupantes del vehículo, aunque declaró que no podía asegurarlo al 100%. Además, el vehículo que supuestamente se dio a la fuga está a nombre de una empresa de la familia Martínez-Bordiú. Otro testigo le situó en el lugar de los hechos en una primera declaración, que posteriormente cambió para desdecirse. Se trata de un joven de Mainar, que en un principio aseguró que el nietísimo le había llamado a primera hora de la mañana para que fuera a recogerle a él y a otra persona a la localidad de Bea ­–donde se localizó el coche– para que les sacaran de aquella zona y después lo negó todo. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios